Restaurante El Tizón en Jaca
  

Restaurante El Tizón

4
Datos de El Tizón
Precio Medio:
18 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
6.5 10
Comida:
5.5 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
7.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Italiana, Francesa
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 16,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de El Tizón

Me llevé que la otra vez, a pesar de que el comedor estaba repleto, puente de mayo, pero el servicio fue mucho mejor.
El tema del vino sigue siendo un tema a comentar, dada la categoría de su oferta. Lo comenté con el camarero y me dijo que el propietario era un gran aficionado, lo cual explica todo.
Nos apuntamos al menú y comimos pimientos del piquillo rellenos, ensalada y migas con huevo frito, que venían con una guarnición de cebolla y olivas negras. Las migas riquísimas pero la cebolla fortísima de sabor, en el plato se quedó.
De segundos trucha a la navarra y ternasco al horno, buenos los 2.
Los postres son bastante estándar pero estaban bien elaborados: flan y tarta de queso.
Bebimos un Enate Merlot-Merlot que enfriaron sin problema.
En resumen, un muy correcto menú, había muchos otros platos a escoger aparte de los enumerados, con una impresionante carta de vinos, descuentan el 15% del precio de la botella si la escogida no es la del menú.
Mesas un poco demasiado juntas unas de otras, menaje correcto, las copas merecerían ser un poco mejores. Pongo un muy bueno no obstante por la carta excepcional.
Ojalá el competente servicio no se resienta cuando abran en verano el comedor de la calle.
La RCP me parece muy buena.

  • Flan casero.

  • Otro clásico: trucha a la navarra.

  • Migas con huevo frito, buen 1º.

Quizás fue por estar desbordados por el número, nada raro por otra parte un día de agosto a mediodía que la afluencia sea masiva, pero hubo fallos importantes de atención.
La cosa empezó mal, porque la mesa que teníamos reservada y preparada se la habían dado a otros comensales, y tuvieron que volver a montarla, hubo un poco de incidente entre camareros.
Sigue manteniendo una carta muy extensa y un menú interesante a 11,95€, pero algunos de los platos del mismo no alcanzan el aprobado:el plato de tomate con mozarella casi congelada suspende, y el pastelillo de vieras muy pequeño sobre una cantidad inusitada de lechuga iceberg casi también. Fuera de menú, la merluza romana a 11,55€ la ración congelada,...(nos lo avisaron que era congelada, algo es algo).
Me da la impresión que han apostado por la cantidad y el precio ajustado.
Con la carta de vinos pasa una cosa curiosa: es impresionante, muy por encima de lo que el local y el tipo de comida podría hacer presumir, con botellas de muchísima categoría a precios correctos, incluyendo referencias francesas. Las copas son de calidad y el vino llega a la mesa a buena temperatura. Así mismo constan las añadas y en caso de estar agotado se señala en la carta.
En resumen, estoy seguro que el creador de dicha carta sabe de vino y mima el producto. Sin embargo los camareros me da la impresión que no tenían ni repajolera, les daba igual servirte un caldo de 5€ que otro de 200. bebimos un Cepa Gavilán a 15,15€ y un Marqués de Arienzo(¡por fin!) a 13,10€.
Al final, con el comedor más vacío, estuvieron amables y atendieron muy bien una petición que hicimos de servir una tarta de cumpleaños que habíamos llevado, pero a lo largo del condumio, vuelvo a repetir, yo creo que estaban superados tanto en sala como en cocina.
En fin, esperaba más, otra vez será.

La carta de este restaurante es lo suficientemente amplia y atractiva coma para permitirte comer o cenar varios días consecutivos y no cansarte del local. Propuestas muy diferentes tanto en entrantes como en segundos. Se puede tomar un menú muy económico o comer a la carta sin encarecerse demasiado (25-30 €/persona). Buena elaboración de los platos. Se puede tomar vino por copas de al menos 4 referencias distintas.

Se define como "Bar - Restaurante - Pizzeria" de cocina ítalo-francesa. Decoraciòn rústica, mesas excesivamente apiñadas unas con otras y personal voluntarioso y amable. Está en un sitio muy bonito, delante de la Ciudadela de Jaca y a 100 mts. de la preciosa catedral románica. Carta muy extensa, cosa que a mí al menos siempre me hace desconfiar, pero luego los platos son sabrosos y abundantes. Tienen un menú con varios platos a elegir muy correcto que no llega a 10€, y lo que es verdaderamente destacable es la carta de vinos, con caldos bien referenciados, a precios sensatos y con varios vinos modernos de casi todas las DD.OO. españolas. Están guardados en armarios Eurocave. El único problema es que si no tienen existencias de una referencia no te enteras hasta que no pides el vino y te dicen que no hay. Si comes menú y un vino de la carta sales por 18€ más o menos.
No es un sitio de alta gastronomía, ni lo pretende, sino un lugar en que comes bien, con una carta muy variada, con una carta de vinos superior al nivel del restaurante y a un precio justo para un lugar de veraneo, es decir caro, como es Jaca. Una muy buena opción en mi opinión.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar