Restaurante Tonkin

Datos de Tonkin
Precio Medio:
28 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.7 10
Comida:
7.9 10
Entorno:
6.0 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Cullera
Dirección: C/ Pintor Ferrer Cabrera, 2
Código postal: 46400
Tipo de cocina: Asiática, Vietnamita
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: lunes, martes, miércoles

Teléfono


7 Opiniones de Tonkin

Local pequeñito, un poco oscuro pero con suficiente separación de mesas, el servicio muy amable pero un pelín lentos..

No tomamos vino. La comida estaba buena , tomamos pollo con almendras, muy bueno y ternera con verduras, bueno sin llegar a entusiasmar, un entrante que era un rollito vietnamita , aceptable sin más, agua y una cerveza alemana muy rica.

Una opción aceptable si estás por Cullera y te apetece comida oriental..

Este restaurante es de los primeros asiáticos, si no fué el primero de Cullera. Una cocina vietnamita con toque español. Su cocina fué evolucionando, no tiene queja, aunque los que la conocemos de 30 años, sabemos diferenciarla. Es verdad que antes era un sitio silencioso y con armonía. Ahora solo se va a comer y sacarnos el gustito de sus platos típicos. Ya no es lo que era.

Ya había visitado el restaiurante en más de una ocasión...pero desde hacia más de un año no regresáabamos. Mo obstante y por cirunstancias, decidimos acudir de nuevo para ver su evolución.
Hay que acudir más pronto de lo que estamos acosstumbrados a la cena, sobre las 21'30 hrs está bien, más tarde no recomendable ya que el local suele llenarse, y todo se retrasará ligeramente.
El dueño, Agustín tiene voluntad, ganas de agradar a sus clientes, ess muy sigiloso.
Advierto que las cantidades en este lugar no son ni de lejos "generosas" sino más bien escasitas. La carta es la siempre, es decir, la de toda la vida, porque desde hace años no conozco otra. Tomamos para dos personas: Pollo al Ron, Ternera 5 especias, Pollo al curry acompañados de 6 raciones de arroz blanco. Cervezas alemanas Spaten y bien tiradas. Cuidan mucho el servicio de vinos, a pesar de que deberían de ir cambiando progresivamente la carta. De postre tomamos Pollo Agridulce que nunca habia probado y no nos cautivó nada.
Este lugar siempre ha sido un espacio donde poder charlar tranquilamente, donde hacer una velada agradable, donde la voces nunca han estado altas, sin embaargo parece que todo va cambiando y ya no tiene la tranquilidad, la parsimonia con la que antes se contaba, ya peca de ruidoso.
Independientmente de todo, y a pesar de que sale carito, un pequeño lujo de comida vietnamita diferente cada año no se le puede negar a nadie. Recomendable.

Es la segunda vez que voy y al igual que en la primera, digamos que al salir te tienes que ir otra vez a cenar,estoy de acuerdo en que el producto sea de primera calidad,pero el arroz no es tan caro como para escatimar en la cantidad.El local esta demasiado oscuro,quizas sea para enmascarar los platos vacios.La carta es sota,caballo y rey,muy corta,igual qu la de los vinos.El servicio es super amable pero lento.Y el dueño nos llamo la atencion porque nuestro niño hacia ruido con los palillos y sin embargo despues entro una mesa grande con el consiguiente barullo y no les dijo nada.

Desconozco la cocina vietnamita, pero lo que sirven en este restaurante como tl está excelente. Conjunción de sabores ideales.El local es pequeño, sin decoración recargada, limpio y espacioso.Permite el romanticismo. Su propietario no hace ruido ni cuando deja una copa.Buena carta de vinos como buen aficionado.Tomamos rollito vietamienta que llaman "nems", Pollo con curry, Pollo con verduras, Ternera 5 especias y Pollo al ron.Todo esto es combinó conraciones de arroz blanco. A pesar que también los hay de diferente sabores,preferimos el blanco. Cervezas internacionales y Agua fueron el acompañamiento a una cena agradable. Por poner algunos "peros" solo decir que no aceptan tarjetas (cosa que nunca entenderé en un restaurante y que desde luego podría no realizar las raciones tan escasas. A mi me gustó, trato muy muy correcto, ganas de agradar, ambiente tranquilo y selecto y carta de vinos cuidad. Creo que debería incorporar en ella algún Gavi di Gavi, retirar los verdejos sutituirlos por Sauvigno blanc e incorporar algún Chablis, sería perfecto.
Es todo. Totalmente recomendable.

Estoy contigo Ballester.
Sin embargo debo decir que este resturnte de cocina vietnamita, tiene un cierto encanto. Los comensales no hablan alto. Local de reducidas dimensiones, aprox 7 mesas para 4 personas. No hay molestias. La carta de vinos no está mal. Sin embargo, tanto la carta de vinos, que sino la solicitas no la ofrecen, como la otra, son papeles escritos incluso a mano metidos en fundas de plástico. Es increible! Imagen descuidada para la calidad que ofrece. La cristaleria brilla por su ausencia. Gran defecto para el cuidado y esmero que hacen todo. No hay una palabra más alta que otra... Respecto a la comida, debo decir que es exquisita, no obstante es escasísima y carísima. Además... los platos, ovalados estilo chino cutre, son de plástico! créanme, de plástico! La ración de arroz blanco como acompañamiento, servido en un cuenco que no dista mucho de una tacita de café cualquiera, cuesta 1’80¤ UN ROBO! Siempre que he ido está lleno y si reservas... da igual porque te hacen esperar si está todo el restaurante completo lo que es muy fácil. A pesar de todo se repite, pero porque es algo estupendo. Si os apetece tirar el dinero, pero a cambio cenar poco en un ambiente tranquilo, amable y selecto, acudir a Ton Kin.

Restaurante de cocina vietnamita. Cuidada carta de vinos con buenas referencias. El asunto de la comida es harina de otro costal. No porque no sea buena (es aceptable), sino porque la cantidad y calidad no va acorde con los precios. En cuanto te descuides puede salirte caro, caro, caro. Raciones exiguas. No se puede cobrar por una bandeja de arroz cantonesa, aunque contenga 4 raciones, 24 euros (señores, 4.000 ptas.). Sales mosqueado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar