Restaurante Del Raval: Siguen igual de bien


Último día antes de irse de vacaciones, por lo que el menú varió ligeramente (no en cuanto a calidad) en función de las existencias y que no llegó a la altura de otras ocasiones con unas elaboraciones quizás más simples, pero siempre sabrosas.
En nuestro caso 4 entradas individuales, media ración de pescado con un falso pilpil de cebolla y media ración de rabo de toro estofado, bueno de sabor pero al que le faltaba un puntito de cocción.
Tres mini-postres para acabar, con un destacable helado de pera y albahaca.
En el tema del vino han pulido algunos aspectos, como las rectificaciones en la carta, aunque las copas siguen siendo mejorables. Pedimos un laudum blanco, servido con enfriador y a la temperatura correcta.
Vuelven en octubre

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar