Sigue siendo la opción mas divertida de Santiago .

Tercera visita, en la primera visita estrella de libro, Marcelo renuncio a ella, eso me han comentado , yo pensé que se la habían quitado , para montar una taberna de fusión asiático-gallega, me gusto en mi segunda visita; y con los años, le han vuelto a dar la estrella, de momento no renuncio y sigue siendo parecido a mi segunda visita.

Si eres un grupo a partir de ocho personas, puedes hacer reserva, sino no las admiten, vas, te comentan horarios y si te viene bien, perfecto.

Había comentado vía e-mail, cerrar un precio, entre 90€ y 100€ con el vino, pero el alma mater que lleva el local, el jefe de cocina Martin Vázquez, fue sacando raciones para compartir y vinos, sin tener en cuenta o si, no lo se, lo hablado, al final la cuenta fue de 102€ por comensal.

Sin duda el ideólogo es Marcelo, pero el ejecutor es Martin y el resto del equipo, el caso es que el conjunto me gusta, y el orden de los factores no altera el producto.

El local , tiene una mesa baja en cocina , una par mas de ellas cerca y la mayoría altas , decoración tirando a oriental , en plan desenfadado , gente joven atendiendo y cocinando , todo a la vista , en esta ocasión no estaba Marcelo , es lo mismo , no notas su ausencia y eso es lo mejor , no me gusta ir a un restaurante y comer regulin , porque el chef no esta encima , y me ha pasado .

Después de esperar un rato, nos ubicaron a los trece en la mesa alta, y empezó el festival de comida divertida y sabrosa.

Ostra perla negra con emulsión de yuzu y huevas de trucha, el sabor de la rica ostra predominaba, por lo tanto medida la emulsión y las huevas para no quitar protagonismo al producto principal, 4,1€ ostra.

Remolacha y Niscalo, un colorido plato, muy fresco, espuma, crema, texturas crujientes, muy divertido, rabanito, remolacha marinada, siete medias raciones a 7€.

Unos ricos har-gaos, es la masa del dim sum, pero mas fina y elástica, no lo había probado, textura diferente, melosa y un rico relleno de gambas a 2,95€ la pieza .

Sashimi de vieira con salsa de codium, muy rico, no conseguimos que nos dijeran nada respecto a la elaboración de la salsa, son muy recelosos de sus creaciones, 14,95€ la ración, ver fotos, siete raciones.

Nem de foie , en esta ocasión rico foie escabechado al moscatel , con higo , pan dulce y todo ello para enrollar con hoja de lechuga , tenia un toque crujiente y dulce , que tampoco nos dijeron e insistimos , pero nada , a ver si Toni , lo comenta , tiene mas criterio , 10,95€ la pieza , sacaron trece , sobra decir que estaba muy rico.

Merluza con pimiento verde, la merluza de calidad, elaborada a la perfección, punto perfecto y con un jugo de pimiento verde que le acompañaba muy bien, 18,95€ por trece, la verdad, un buen lomo, pero…, ver foto.

Cabracho frito, la vez anterior, hace cuatro años, ya lo probamos, y luego en el Kimtxu lo volví a comer, Iván estuvo en Casa Marcelo, se come todo menos la espina central , aunque algunas espinas , tela , por supuesto sin vísceras , lo ponen con un pil-pil de jalapeño 22€ la pieza , nos sacaron cuatro.

Steak tartar de ternera gallega, muy bien presentado en una base de pan con forma de tuétano, condimento y pelin picante, 10€, la media ración, sacaron siete.

Dos postres , uno de chocolate y otro de frutos rojos , ambos ricos , tengo el recuerdo de los ricos arandanos frescos , una delicia , sacaron siete de cada , uno a 5€ y el otro a 7,95€ , el de chocolate , café a 1,75€ e infusión a 2,95€ , rico pan casero a un euro comensal .

Para beber, tres botellas de Lamana a 27€, tres de Zarate 2016 a 23€, tres de champán Pierre Gimonnet 2011 a 46€ y tres de la Pola a 28€.

Resumiendo, aunque espero un comentario mas incisivo por parte del amigo Toni, taberna divertida, gente joven de la que da gusto ver trabajar, por su profesionalidad, buen servicio , carta de vinos , para lo que vimos en otros sitios , mejorable en cuanto a referencias , pero en este local van mas a la suya que en ningún otro sitio y creo que no les va mal , lleno y rotando mesas , quisimos hacernos una foto con el jefe de cocina , pero tienen la norma de salir todos o no salir , eso nos dijo , y no estaba Marcelo .

Un lugar diferente en casi todos los aspectos, pero que merece muy mucho la pena, si vuelvo a Santiago, volveré.

Equipos como el que tiene Marcelo Tejedor, creo que no es tan fácil encontrar, haberlos haylos, sin duda.

Lo comido , sale a 69€ y lo bebido a 33€ por persona , teniendo en cuenta la estrella , bien , aunque mucho para compartir , creo que nos quedamos todos muy bien .

+

  1. #1

    oscar4435

    Mas fotos.

  2. #2

    Joan Thomas

    Muy interesante. Habra que visitarlo cuando tenga la oportunidad de volver a Santiago.

  3. #3

    JoseRuiz

    Disfruté, algunos platos de muy buen nivel.

    Con el vino se puede disfrutar pero no es su fuerte.

  4. #4

    oscar4435

    en respuesta a JoseRuiz
    Ver mensaje de JoseRuiz

    Para nada , y ni le importa , van a su bola.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar