Restaurante Tramonti 1980 Tramonti 1980

Restaurante Tramonti 1980

5
Datos de Tramonti 1980
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
3.9 10
Servicio del vino:
3.8 10
Comida:
4.4 10
Entorno:
4.0 10
Calidad-precio:
4.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional, Italiana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 40,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: lunes

Teléfono

Tramonti 1980 Tramonti 1980 Tramonti 1980 en Barcelona Tramonti 1980 Restaurante en Barcelona Tramonti 1980 Restaurante Tramonti 1980 Tramonti 1980 Tramonti 1980 Tramonti 1980 Tramonti 1980 en Barcelona Tramonti 1980 Restaurante en Barcelona Tramonti 1980 Restaurante Tramonti 1980 Tramonti 1980

Descripción
El restaurante Mon esta situado en pleno Eixample Izquierdo en Barcelona, en una zona amplia de comercios variados, muy cerca del mercado del Ninot. El diseño del restaurante es moderno y minimalista, basado en tonos mediterráneos. La distribución es de dos plantas, con una barra en el fondo y un altillo más pequeño.

El ambiente es joven, ágil y dinámico. Por las noches es un sitio íntimo y romántico, con música jazz y soul de fondo y una iluminación sutil, muy acertada. La cocina es de temporada, basada en productos y recetas tradicionales del a cocina catalana y mediterránea puestas al día.

Los días laborales dispone de un menú de de mediodía muy completo por 14,90€, todo incluido. Por las noches tiene una carta corta, pero bien escogida con variedad de entrantes, carnes, pescados y postres. La carta de vinos está acorde, con 25 referencias maridadas con los platos. También puedes disfrutar de sus tapas de jueves a sábado hasta las 23:00

5 Opiniones de Tramonti 1980

Se trata de un restaurante con más de 25 años a sus espaldas. Bien ubicado, en plena diagonal, aunque con el problema del parquing (pero tienen aparcacoches). Local cuco, barroco y a la italiana (con algún toque hortera), pero elegante. La carta de comida es correcta, quizás falten noquis y no hay pizzas (tampoco pasa nada). Comimos bastante bien...un surtido de tres diferentes pastas (delicioso) y un solomillo a la salsa bastante bueno. Sangria de Cava, buena. Los postres muy correctos. En líneas generales bien. A destacar: el buen trato del camarero (cercanía y amabilidad) y como pero, la cuenta (precios un poco elevados, a mi entender). En definitiva, una buena opción. Se trató de un sábado al mediodía, por lo que no estaba a tope y nos pudieron atender correctamente. Por cierto, el pintoresco dueño no estaba (el hombre tiene derecho a descansar o desconectar...menos mal)...

Restaurante italiano decorado con cierta gracia, aunque algo anticuado.
Mesas excesivamente juntas, camareros excesivamente chillones y resabiados.

Carta a base de pasta y ensaladas, algún pescado y alguna carne.

Comimos un carpaccio de salmón, psé psé
Mi compañero y pagano pidió unos espagetis con cigalas (congeladas) y no sé que más.
Yo pedí el atún. Lo hacen a la plancha y lo presentan con verduritas y un balsámico (para mi le sobra)

Bebimos agua.

café bien

En general, flojo.

He ido muchas veces a este Restaurante, aunque no precisamente porque me guste mucho sino porque está al lado de donde trabajo y le gusta a otra gente, por lo que me veo "obligado" a ir cada dos por tres por comidas de negocios. La verdad es que los precios no justifican ni el servicio ni la comida (y eso que paga la Empresa).

La verdad es que ya no sé qué pedir cúándo voy porque no hay ningún plato que me parezca excepcional y no han variado la carta en años. Podríamos decir que los he probado todos, y aunque no están mal, tampoco son para echar cohetes (salvando el risotto al cava y alguno más ...)

En cuanto al vino, parece que estén abonados a un lambrusco de estar por casa que al parecer es lo que piden el 90 % de los comensales. La carta es poco extensa y muy ... tradicional.

Conozco muy bien al dueño y en alguna ocasión se lo he comentado (de buen rollo), pero se lo toma a cachondeo (aunque también es verdad que es todo un personaje, tanto en la forma de vestir, como de hablar como de comportarse .. todo un espectáculo, de verdad ...)

El entorno muy estrecho y mesas demasiado juntas, y consecuentemente mucho ruido.

Lo más curioso de todo es que ves a menudo algún famosete y bastantes futbolistas y ex-futbolistas ... ¿?

En fin, que con mi familia fuí una vez ... y no más ....

Restaurante bastante flojito con muchas aspiraciones pero ahí se quedan solo aspiraciones , al reservar avisé que iba a ir con un cochecito de bebé al entrar la cara de disgusto al verlo ( cuando estaban avisados) era manifiesta , mal principio . Respecto a la comida justita ensalada de rúcula con pera y parmesano y habitas con piña? y jamón que había que buscarlo con el gps de la cantidad de lechuga que había , de segundo spagheti boloñesa correctos y espagheti carbonara con una salsa muy fuerte de sabor , postre tiramisú(bien) , respecto a los vinos tienes que pedir la carta ya que al traerte la carta de platos no te dan la de vinos , demuestran poco interés por el servicio del vino , mi mesa no tenía copa para el vino. En resumen mucho ruido y pocas muy pocas nueces

Muy flojo con destellos de mediocridad,una carta italiana clonica de tantos otros restaurantes que campean por la ciudad condal,esto me hace decir que mi valoracion sea muy flojo por que la cuenta pagada no justifica ni el servicio ni la comida ya que no comi nada especial "la calidad del producto mediana,como la de tantas tratorias italianas pero el precio pagado no fue correcto".
A mi me habian hablado muy bien de este restaurante por lo cual me lleve una gran decepcion supongo que los platos de trufa de los cuales alardean mejoren mucho lo que yo comi porque sino no entiendo como sobrevive un restaurante asi con esos precios.
El servicio del vino regular nada especial al final estabamos tomando una botella de cava y el camarero cuando quedaba un quarto de botella nos relleno las copas a rebosar para aprovechar nuestra cubitera para otra mesa ese fue el unico momento en que nos lleno las copas por que antes fue un self-service.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar