Restaurante Zarautz en Barcelona
  

Restaurante Zarautz

3
Datos de Zarautz
Precio Medio:
33 €
Valoración Media:
4.3 10
Servicio del vino:
4.0 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
4.0 10
Calidad-precio:
3.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Sants-Montjuïc
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional, Vasca
Vino por copas: No
Precio desde 23,85 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de Zarautz

A pesar de la opinión anterior, hemos visitado este local en múltiples ocasiones durante los últimos años. La comida estaba muy bien, un servicio correcto y un precio acorde. Pero en las dos últimas visitas -anoche fue la última- hemos notado que han cambiado el personal. Además, la comida no es la misma, pese a no haber cambiado la carta. La carta de vinos sigue igual, a pesar de que hace casi un año que me dijeron que la iban a cambiar. Siguen sin disponer de cubiteras. La camisa no es suficiente para un vino blanco o un espumoso.

Como he comentado, anoche fuimos a cenar con familia y amigos para despedir a mi hija, que se va a estudiar al extranjero. Éramos 7 adultos y dos niños. Nos colocaron en una mesa donde a duras penas pude sentarme, ya que la mesa estaba excesivamente cerca del biombo que separa la zona de la barra del comedor. Al poco de servirnos el vino, uno de los camareros me tiró encima mi copa de vino de un codazo, manchándome hasta los zapatos. Se disculpó brevemente y se olvidó, pero yo olí a vino toda la cena. Es lo que pasa si no dejas suficiente espacio para el servicio. Regresé de lavarme y todavía no habían cambiado el mantel. Cuando insté al camarero que me había tirado el vino encima a poner uno limpio me dio la impresión de que no tenía intención de hacerlo de no habérselo pedido. En fin, tampoco era cuestión de estropear la cena al personal...

Decidimos pedir unos platos para compartir y un principal para cada uno:

- Patatas bravas (4,70 €) - Con el interior algo duro. Ya lo habíamos notado en nuestra anterior visita.

- Buñuelos de bacalao (11,95 €) - Muy buenos.

- Huevos revueltos con ceps i foie (12,95 €) - Bien, salvo porque casi no sabían ni a ceps ni a foie.

- Pulpo braseado con crema de patatas (18,90 €) - Correcto.

- Ensalada de tomate con ventresca de atún (9,95 €) - Bien.

- Langostinos en tempura de tinta de calamar (2,50 €/ud.) - Buenos, aunque algo secos.

- Gilda (3,50 €) - Muy buena, como siempre.

- Pinchos Patxi y de chistorra (2,10 €/ud.) - Bastante bien.

- Pincho de magret de pato y foie (3,80 €) - Rico.

- Surtido de 6 croquetas (6,90 €) - Para mis sobrinos.

- Bacalao (13,90 €) - Ración justita por ese precio.

- Arroz negro (15,50 €) - Correcto aunque por ese precio esperaba algo más de cantidad, especialmente de alioli, que me pareció francamente escaso.

- Atún rojo a la brasa con mermelada de piquillos (17,90 €) - Presentaron un plato con 3 recortes de atún y un montón de zanahoria en juliana. Igual hubiese colado si no hubiésemos probado anteriormente el plato y si no hubiésemos visto unos minutos antes el mismo plato en la mesa de al lado. Nos quejamos y se lo llevaron para traerlo de vuelta con unos trozos de atún que acababan de sacar del refrigerador, unos espárragos y unas patatas... Nos volvimos a quejar y finalmente nos lo descontaron de la cuenta.

- Entrecot de vaca vieja (18,90 €) - El punto no era el de siempre... Y nos hemos comido unos cuantos en este local.

- Pan con tomate (1,50 €) - Cobrar estos precios me parece abusivo. Ni que lo preparase Ferran Adrià en persona...

- Pan (1 €) - Lo que me cuesta a mí la barra entera por cuatro rebanadas de pan...

Con el postre también hubo movida. Mi postre preferido, donettes de foie, no estaba en la carta. Tampoco la torrija caramelizada. El otro que me gusta, orgasmo de chocolate, se había acabado. Y sólo quedaba una porción de tarta de queso (5,95 €), que no me gusta, y tiramisú (5,10 €), que no puedo tomar. Además, de los 3 tiramisú que pedimos, uno llegó medio lleno. Nos volvimos a quejar y nos lo descontaron de la cuenta. La sopa de piña (5,50 €) no la vi, igual porque me fui a fumar mientras los demás tomaban el postre...

Bebimos 5 botellas de agua de 1/2 l. (2,55 €/ud.), una botella de Gargalo (23,30 €), una botella de Alquez (26,60 €), un café (1,45 €) y tres infusiones (1,90 €/ud.).

Una lástima. No creo que volvamos. No sé si han cambiado de dueño, pero el personal ha cambiado para peor, tanto en cocina como en sala. Y el precio estaba bien cuando la comida y el servicio eran buenos. Ahora nos parece muy caro. El precio corresponde a lo que tomé yo.

Tenía que haberme ido cuando vi los papardelle y la ensalada de burrata entre las sugerencias del día... :-D

Poco puedo decir del local, ya que ha sido perfectamente descrito por el amigo Lubulo, una típica taberna vasca con su amplia barra, pero en la que en este caso el surtido de montaditos era bastante escaso, supongo que no era la hora más adecuada.

Ante la poca variedad de montaditos, decidí pedir de las sugerencias.

  • La cosa empezó espectacularmente bien, con un montadito de Foie con manzana espectacular, perfecto en sabor, textura, e incluso el pan caliente lo acompañaba a la perfección.

  • Seguido de unos huevos estrellados con jamón, aquí la cosa ya se torció un poco, ya que para mi sorpresa lo que me sirvieron fue unos huevos estrellaos “de diseño”, pero con restos de pelas de patatas, lo que enturbió un poco el plato.

  • Para irme con un mejor sabor de boca del que habían dejado los huevos, se me ocurrió pedir otro montadito de Foie con manzana, pero el encargado me dijo que probara el de Magret con Foie, y le hice caso, aunque supongo que el resultado con el de manzana habría sido el mismo, ya que el foie que me pusieron era una pura vena, por lo que por poco les dejo de nuevo allí todo lo comido.

  • Pedí la cuenta, pagué, y salí sin ganas de volver.
    • Magret con Foie

    • Huevos estrellados con jamón

    En el barrio de Sants y muy cerca del Parc de L´Espanya Industrial, tengo entendido que antes era una pastelería, su decoración es típica de las tabernas vascas, predomina una amplia barra con buen surtido de pinchos y montaditos.
    A la zona reservada al restaurante le falta algo de intimidad, tanto por la proximidad a la barra como desde el exterior, muy expuesto por amplias cristaleras.
    La carta de vinos justilla, tanto en denominaciones como en bodegas, pero también se agradece lo ajustado en los precios, tomamos un Protos crianza por 20€ la cristalería no es para tirar cohetes pero la encontré correcta.
    Los platos de mercado y muy correctos, excelente el risotto con ceps y el bacalao al pil pil, los postres son de elaboración casera y muy ricos.
    La atención del personal es correcta sin empalagar y la comida llega rápido y con buena presentación a la mesa.
    Precio medio unos 36€ con casi toda seguridad, volveré.

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar