Una de mis mejores experiencias

Un amigo nos organizó una comida en La Vía, y resultó ser una de las sorpresas gastronómicas más agradables que recuerdo. La amabilidad y familiaridad que transmite Rafa Blanquer hacen que te sientas en un lugar extremadamente acogedor.
Al entrar al restaurante teníamos ya envinadas nuestras copas con un Royal del 70, vino que estuvo espectacular, conservando su acidez y frescura. Los entrantes muy buenos, a destacar el calamar, de primera.
El plato principal y el objeto de la sorpresa, un gazpacho manchego que nos habían preparado que hasta la fecha es el mejor que he probado.
Los postres también muy bien preparados.
Volveré a la Vía seguro, es el lugar ideal para llevar a alguien que aprecias y disfrutar de la gastronomía.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar