Restaurante Mena en Denia
  

Restaurante Mena

8
Datos de Mena
Precio Medio:
31 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
5.5 10
Comida:
6.8 10
Entorno:
8.3 10
Calidad-precio:
7.9 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Miércoles

Teléfono

Restaurante Mena Mena Mena en Denia Restaurante en Denia Restaurante Mena

8 Opiniones de Mena

COCINA: Alicantina; Arrocería
PRECIO: €€ (menos de 25€ por persona sin bebidas)
TELÉFONO: 965 78 09 43
Reservar los fines de semana o a lo peor te toca comer en otro sitio.
DIRECCIÓN: Carr. Barranc del Monyo, km 5 (les rotes)
LOCALIDAD: Denia
AMBIENTE: Mezcla de locales y turistas
DISTINCIONES: Relacion calidad precio; Recomendado; Pintoresco; Terraza

Tras el paseo nos sentamos en la terraza y tomamos unas cervezas y como el mar estaba un poco revuelto nos obligaron a comer dentro, pues cuando las olas baten contra la base de la terraza, los comensales salen empapados :-).
Eramos 4 para una comida .

Entrantes:
─ Pan y cubierto (4 x 2,10€). Obviamente cobrado sin pedirlo y el aperitivo es eso, pan en trocitos con una mayonesa de ajo que no estaba mal.
─ Ensalada (1 x 6,50€). 7/10. No soy yo muy partidario de estas ensaladas de "todo" pero debo decir que los ingredientes estaban buenos y la ración muy generosa.
─ Hueva de sepia (1 x 7,50€). 8/10. Era la primera vez que comía este producto y nos gustó mucho. A la vista son como las lascas de la carne de merluza pero con una textura gomosa y un sabor muy delicado. Me parecieron bien fritas y poco grasientas.
─ Sepionet plancha (1 x 9€). 8/10. Bien, al igual que en el caso anterior bien elaborados, pero diría que irregulares de tamaño y ración algo escasa.

Principales:
─ Fideua (4 x 12€). 8/10. Bien de sabor, bien de punto del fideo, pero como la definió Maria José "un poco gorda", es decir demasiada altura y eso afecta a la textura final. Ración generosa y plato recomendable aunque la próxima vez probaré la fideua negra.

Postres:
─ Imposible tomar postres.

─ La nota de esta comida fue de 23,5€ por persona sin incluir las bebidas (vino, agua, cafés, cervezas, refrescos, copas…).

Puedes encontrar más información sobre este y otros muchos sitios en loscomensales.es

Muy buen servicio, vistas para disfrutar y muy buena comida.
Cominos unos entrantes, chopitos, ensalada, tellinas y sepia.
De segundo un arroz a banda muy bueno, en su punto.
Bebimos vino rosado y refrescos.
Postres y cafes.
El servicio siempre atento y correcto.

Lo conocí de casualidad. Me había perdido con el coche, como es habitual en mi, y pare allí para preguntar una dirección. Me di cuenta, de que se trataba de un lugar con personalidad y decidí que ese día comeríamos allí. Por suerte quedaba una mesa libre y nos la reservaron para comer.
Éramos 7 personas y decidimos pedir unos entrantes de primero: Tellinas, mejillones a la marinera, chopitos, sepia a la plancha y atún fresco al ajo. Todo en su punto aunque no especialmente abundante.
El plato principal fue una paella mixta. Muy abundante y en su punto. De las que haces un poder para terminarla, pero como no pudimos, nos prepararon el sobrante en taper.
Los postres a base de sorbetes al cava y uno de turrón que me gusto especialmente.
Cafés y un chupito de mistela cortesía de la casa.
De la carta de vinos, variada y pensada para el tipo de comida del local, seleccionamos un Prado Rey rosado fermentado en barrica, que nos sirvieron en su punto de temperatura y metido dentro de una bolsa térmica. Pedimos una segunda botella que vino con una nueva funda térmica para garantizar su correcta temperatura.
La satisfacción de los comensales fue mas que buena, no solo por la comida y la atención de los camareros, sino también por situación de la sala (terraza), justo al borde del mar.
El importe de la cuenta no supero los 30 euros por persona.
Por cierto, era sábado y el restaurante estaba a tope.

Restaurante situado en la carretera del final de las Rotas,bastante locura de trasiego de arriba para abajo, pero muy eficiente el servicio que hace sentirte a gusto. Tomamos erizos (muy buenos) tellinas muy sabrosas, y un arroz senyoret que nos extraño la presencia de habitas, pero muy correcto en cuanto a cantidad y sabor. Para beber un blanco Torre esmeralda perfecto. En ocasiones lo hemos visitado y nos gusta la comida con la presencia del mar de fondo.

REstaurante de excelente ubicacion que se descompensa cn el trato que se hace a la comida,quiza fue que estaba a rebosar,pero me uno al comentario anterior.
Tapas y nada mas que esto es lo que puedo decir que comimos,sin nada adestacar.
una pena porque el local se presta para mucho mas

Soy asiduo de este restaurante desde hace + de 10 veranos y cada vez va a peor, este año ya ha sido el remate, ya se ha convertido en un triste chiringo playero para toscos paladares. La fritura de pescado, antaño una delicia se ha convertido en un refrito grasiento que hacen por la mañana y templan a lo largo del día, tellinas con tierra y arroz "muy normalito" No es caro pero sabe mal pagar aunque no sea mucho. Lo mejor el enclave y la voluntad de algunos camareros.

Poco más que añadir. El entorno (fuera del local) es estupendo y el lugar uno de los típicos de Denia para tomar buen arroz, pero no es de los 5 mejores. El local es normal, nada especial, un restaurante de hace 20 años.
No resulta caro y la calidad es bastante buena. El vino... un restaurante típico español, no se cuida en exceso el tema.
En verano, imposible. Hay hasta autobuses.
Recomendable para tomar un buen arroz y pasear luego por Las Rotas.

Ubicado en un entorno privilegiado, las Rotas de Denia, en la falda de la montaña y literalmente en el mar. La gran terraza de verano es un saliente de la montaña que forma un pequeño acantilado sobre el mar: espectacular.
Cocina de mercado o más de lonja. La cocina de Diego Mena se nutre de los mejores pescados y mariscos de la lonja. Buenos arroces y entrantes de materia prima soberbia.
Bodega algo clásica y cristalería mejorable, pero el trato del vino es correcto. Servicio siempre atento y muy eficiente.
Por ponerle un pero: la decoración, muy clásica valenciana de rancio abolengo, pero casa bien con la filosofía del restaurante.
Si vais en pleno verano...Suerte, aquello se pone a tope.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar