Restaurante Ca Aleix en Xàbia
Restaurante Ca Aleix
País:
España
Provincia:
Localidad:
Cód. Postal:
Tipo de cocina:
Añadir vino por copa
Precio desde:
46,15 €
(precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra:
lunes medio dia y todas las cenas
Nota de cata PRECIO MEDIO:
46 €
Nota de cata VALORACIÓN MEDIA:
7.8
Servicio del vino SERVICIO DEL VINO
7.0
Comida COMIDA
8.5
Precio medio entorno ENTORNO
8.5
RCP CALIDAD-PRECIO
7.0
Opiniones de Ca Aleix
OPINIONES
1

En la carretera hacia la autopista se encuentra una amplia propiedad ajardinada en la que está el taller del muy conocido escultor Toni Mari, con obras por toda Xàbia (y fuera de Xàbia) y por todo el jardín, destacando, entre otras muchas, la enorme ballena, visible desde la carretera, y que en su interior se pueden celebrar pequeños eventos.

Con fácil aparcamiento y junto a una zona de venta de productos ecológicos, se dispone una zona de terraza ajardinada (nada que ver con esas mesas sobre la acera que esquivan los transeuntes) para su uso directo para comer (no hay cenas); si el aforo lo permite perfectas para disfrutar del café y copas (especialmente GT), como así hicimos y después un pequeño paseo por la propiedad para disfrutar de vistas -cruzar el puentecito-, jardín (muchísimos viejos olivos podados a modo de gigantes bonsais) y estatuas siempre de hierro oxidado, características del gran escultor.

El interior del restaurante es amplio, muy acristalado y luminoso, bien decorado de motivos mediterráneos, como su cocina, con manteles individuales, que hacen de carta, y una buena vajilla, copas correctas y unas buenas vistas al jardín (solicitar en la reserva). Allí está la cocina y, a su cargo, un muy jóven Alejandro Crespo que dejó la informática para meterse en los fogones con la ayuda de su madre Hermi que ya le metió de pequeño el gusanillo; su padre, Julio el antiguo jardinero de la propiedad, se encarga de la bodega para completar el círculo de apoyo familiar. Empezaron con un bareto de tapas y ahora hay un local que hasta incluye la posibilidad de eventos.

En la carta de comidas hay unas buenas entradas, con especialidad en las cocas, y unas buenas opciones de arroces y fideuás, más un par de carnes y de pescados y de postres (recomendables las tartas caseras y el postre del día -especial-). Una cocina que buen proudcto, cercano y mediterráneo.

La carta de vinos es muy corta con buena información de zona y uvas. En el apartado de blancos de escasa variabilidad en la gama de precios, destaca que entre sus 12 vinos solo dos repiten uva (¡cómo no, la verdejo!) lo que es destacable y se agradece. En rosados un par de opciones y en espumosos solo 3 opciones locales más un champagne; mucho menos que las opciones de ginebras. En tintos suben las posibilidades hasta trece en una mezcla de clásicos y menos conocidos y algo más de abanico de precios. Optamos por un tinto local, Món crianza 12 meses de viñas centenarias de bobal de Requena (35€, buen precio) que daban un poco de miedo sus más de 15º (se nota el secano y altitud) para el arroz pero para el segundo fue perfecto; también un par de copas de un Dársena 2018 un verdejo + viura muy correcto; previamente habíamos tomado un par de aguas grandes sin gas, un par de vermuts Jarabe de Palo rojo y Petroni blanco y un doble de cerveza Túria de presión.

Los cuatro disfrutones de fin de semana en Xàbia, con reserva previa de local y de un par de arroces (nos lo consintieron por conocernos), nos decidimos por compartir:

. un buen pan con tomate y alioli servido en recipientes de cristal: en teoría para aligerar la espera pero la realidad es que fue muy corta.

. coca de berenjena con sardina y piparra: sobre una base de la coca, buenos elementos que contrastan bien; excelente.

. coca de sobrasada y miel: buena base, buena sobrasada y el contraste dulce le aporta. Recomendable.

. coca de dacsa con tomate valenciano, cebolla, huevo y ventresca de atún: más esperables los sabores pero con una muy buena presentación.

. pipas de mar (tellinas): amplia ración, sin arena, tamaño pequeño (es casi imposible encontrarlas más grandes), poco paso por plancha y leve aliño de aceite de oliva. Buenas.

. arroz del senyoret con pescado y sepia x 2: buen punto buen fondo, suficientes tropezones. Bien.

. arroz meloso Ca Aleix con secreto ibérico, setas y trufa x 2: buen punto (meloso no es difícil) sobre todo muy sabroso y buenos tropezones. Muy recomendable.

. coulant de turrón con helado de caramelo salado x 2: intenso, sorprendente, el coulant dulce y potente; el helado menos intenso. Bueno pero para compartir mejor.

. helado de higo: muy buena presentación y emplatado, pero algo menos sabroso de lo esperado.

Ya en el exterior y, aprovechando una de las pocas mesas no ocupadas (seguro que no se atrevieron a aceptar reservas por los pronósticos del tiempo) y los pocos rayos de sol post tormenta de casi toda la semana para tomarnos un buen café y tres buenos cremaets (más los postres), sin prisa, y proponiendo un pequeño reposo y luego un paseo para preparar la cena, eso sí, siempre con la mirada puesta en la reserva de estrella para mañana,

 

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar