Restaurante Asador Donostiarra

Restaurante Asador Donostiarra

25
Datos de Asador Donostiarra
Precio Medio:
66 €
Valoración Media:
5.9 10
Servicio del vino:
5.4 10
Comida:
7.4 10
Entorno:
5.9 10
Calidad-precio:
5.1 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Tetuán
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 50,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: -

Teléfono


25 Opiniones de Asador Donostiarra

Fuimos a celebrar una cena en pareja y salimos muy contentos.
En cuanto llegamos nos acomodaron, servicio exquisito, amable, rápido y muy profesional, de lo mejor que he visto.
Pedimos varios entrantes al centro :
Morcilla- riquísima
Chipirones en su tinta con arroz - Muy buenos.
Merluza rebozada - Increíble, muy pero que muy buena.
Tortilla de bacalao - un clásico que nunca defrauda, aunque no fue lo que más nos gustó.
Pimiento relleno - rico sin más, creo que no lo volvería a pedir.
De principal:
La carne, un clásico que no debes dejar de pedir, estaba muy buena, gran sabor, tierna a más no poder, se deshacía, aunque la vez anterior que fuimos estaba mejor, podría decir que la mejor carne que había probado. De verdad creo que si vas debes probarla.
Cocochas al pil-pil - Mi pareja, toda una experta, dijo que estaban tremendas, y con su pil-pil bien ligado y en cantidad.
Postres :
Tarta de queso - Buena
Torrija - regular 
Leche frita - regular
Para mí los postres fueron lo más flojo de la comida.
Pata beber varias botellas de vino, cervezas, refrescos y aguas.
Salimos a 75€ por persona. Es sitio es caro, pero la calidad no se puede poner en duda. 
Para mí es un sitio muy recomendable.

Estuve el fin de semana pasado en este emblemático asador de la capital. Lo cierto es, por cosas de la vida, llevaba dos años sin ir y me he llevado una sorpresa total. Exteriormente conserva la misma apariencia de siempre y es por lo que creí que no me sorprendería y que, seguramente, el local seguiría igual que cuando lo visité por última vez. La realidad fue totalmente distinta. El local ya lo pedía y, ¡olé por los dueños!, que han realizado una inversión digna de una casa como es el Asador. 

Aire totalmente renovado, manteniendo el mismo ambiente pero mucho más "limpio" (visualmente hablando) y elegante. Mi temor fue pensar que hubiesen "reformado" en exceso la carta pero la sorpresa fue ver que, la base de la cocina eran los tradicionales, de toda la vida con algún pequeño atrevimiento (y muy acertado!) como fue el "foie a la plancha con la crema de setas". ¡Brutal! 

Carta de vinos y bodegas para perderse en ellas. Dos bodegas de cristal decoraban el salón en el que nos acomodaron. Vista espectacular si eres un gran amante de los vinos. Yo la verdad es que soy un amateur básico pero da un aire muy muy elegante al restaurante. 

Aire renovado en la carta de postres y, aunque no soy yo muy dulzón, veía pasar unas tazas de cristal con unos postres con una apariencia muy buena. 

Precio, el de siempre. Lo cierto es que nunca he notado diferencia en la factura. Precio alto pero, en mi opinión, gastado en materias primas de las que merecen la pena. 

  • Carta

He visitado muchísimas veces este restaurante y sin lugar a dudas es uno de los mejores que conozco. El sitio es muy acogedor y, lo más importante, muy fácil de encontrar. El delicioso sabor de cada uno de sus platos te teletransporta al País Vasco inmediatamente y te hace sentir como en casa (yo soy de allí). El trato es inigualable (están en todo momento muy pendientes de ti) y el vino de alta calidad. 101% recomendable.

This restaurant was near our hotel (very close to the center) and we decided to try it. Good choice. As meat lover, I ordered the chuleton and some starters. Spectacular. One of the best meat we have ever eaten! The service was really nice and they helped us with our hopeless spanish. To sum up, we'd definitely return.

Hace cinco años acudí al Txistu por el tema de la fama y prestigio, la verdad es que no me dijo nada, siendo el servicio de vino deplorable, por lo que puse automáticamente una cruz a su vecino ASADOR DONOSTIERRA.

Pasado el tiempo y por un evento familiar acudo al ASADOR DONOSTIERRA.

Si bien la decoración es pareja a la del Txistu, clásica con miles de fotografías de futbolistas y demás farándula, el resto de los detalles difieren.

El servicio de sala es muy bueno y atento.

El servicio del vino me pareció muy profesional.

La calidad del producto realmente es muy buena, el solomillo que pude probar me pareció exquisito y el besugo que pedí era delicioso, realmente muy bueno.

Todos los entrantes estuvieron a gran altura, en especial las croquetas y las anchoas.

Así que, desconociendo el precio pagado (supongo que alto), la experiencia fue muy positiva.

Es un clásico de Madrid y eso se paga. Sin duda la comida es muy buena (la carne espectacular) pero me parece que estas pagando demás por el nombre. Eso sí, es un valor seguro y lleves a quien lleves a este sitio, vas a quedar bien.

Pedí un bacalao a la vizcaína y de postre leche frita, fuimos unos cuantos así que también cayeron unas cuantas botellas de vino. Estaba to rico rico, y la presentación muy cuidada. Las cantidades normales, ni te sobra ni te falta. Y están continuamente pendientes de que no falte bebida o pan. Muy recomendable.

Una buena comida, de calidad y bien servida queda en un segundo plano cuando te cobran 17 euros!! por una tortilla francesa DE UN HUEVO para un niño de 14 meses.

Sí, es caro, quizás excesivo, pero la publicidad se paga y el que vayan personajillos al sitio de moda permanente también, aunque nos fastidie y mucho. Lo que pasa es que a mí me gusta la carne y aquí es espectacular, y el pescado, y los entrantes..., como en la tierra a cuya cocina hace referencia su nombre. Para acabar un buen pacharán para hacer la digestión, y sales con la barriga más pesada y la cartera más ligera, pero sí volveré otra vez y ya van unas cuantas...

Nos reunimos un grupo de amigos para celebrar la comida de navidad y por consenso se decidió ir allí.

Al ser sábado a mediodía el salón estaba hasta arriba lo que desembocaba en ruido y mucho humo (no puedo soportarlo). El servicio es bastante deficiente.

Comenzamos pidiendo algunos platos al centro: cocochas de merluza (buenas), gambas a la plancha (muy buenas), jamón ibérico (regular), tortilla de bacalao (bueno) y unas chistorritas (buenas).

De segundo la mayoría nos decantamos por chuletón de buey a la piedra que estaba bastante bueno.

Para terminar nos pusieron unos sorbetes de limón y tejas de almendra para todos que no eran para tirar cohetes.

En cuanto al vino tomamos un Emilio Moro 2006 que fue lo mejor de la comida, servido es copas malas pero muy bien de temperatura y sabor. A un precio de 33€.

En resumen, buenas materias primas, muchas fotos de famosos, mal servicio y precio desorbitado. No creo que vuelva.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar