Restaurante GAUDIR Restaurant: Originalidad y saber hacer!!!


Siguiendo con los descubrimientos por Alcossebre, también decidimos acudir a este restaurante abierto desde febrero de 2019, por el joven cocinero de Vinaròs, Marc Martorell, que se formó en gastronomía en el CIPFP de Benicarló. Desde allí, empezó su ruta gastronómica pasando por diversos restaurantes, entre los que encontramos Bon Amb (2* michelin), Azurmendi (3* michelin) y l’Antic Molí (1* michelin) en el que desarrolló la mayor parte de su carrera profesional. Marc practica una cocina que mira al Mediterráneo y al producto de proximidad con toques vanguardistas. Esta asistido en sala por Dani Silva, natural de Portugal, y que después de formarse en Hostelería y turismo en ESHTE en Estoril (Lisboa), se trasladó a españa en el 2008, empezó en Alcossebre, después se trasladó a Madrid, y ahora con este nuevo proyecto ha vuelto a Alcossebre.

En cuanto a la oferta culinaria presentan un menú degustación (en estos momentos el llamado “Herencia”), una carta con unos 14-15 entrantes entre fríos y calientes, y como principales 3 opciones de pescado y otras tantas de carne, completándose con 4 opciones de postre. Además, de lunes a viernes (no festivos) ofrecen un menú del día por 15 € (sin bebida), compuesto por 3 entrantes al centro, un principal (arroz, pescado, carne o una opción vegetariana) y un postre.

Como era la primera vez que acudíamos, nos decidimos por el menú degustación (a un precio de 38€), que como he mencionado más arriba, se le llama “Herencia”, y refleja un poco las raíces de Marc, un guiño a la tradición pero con toques de modernidad.

Empezamos con “HOMENAJE AL VERMOUTH”

Un inicio muy original, con un “xupito” de vermout infusionado con piel de naranja, que se presenta en un tubo de ensayo tapado con un corcho, y dentro de un gran vaso en el que hay nieve carbónica y se vierte agua caliente para obtener el efecto del humo, además se acompaña de una aceituna rellena de gelatina de vermouth y de un cacahuete hecho con manitol con la forma del cacahuete y relleno de crema de cacahuete, con escama de sal. Inicio muy original.

También se ofrece un servicio de pan y aceite AOVE de Bardomus de Alcalà de Xivert (este caso un monovarietal de canetera).

SNACKS LOCALES

Un guiño a la cocina tradicional de la zona, compuestos por mantequilla de mejillones en escabeche (exquisita), calamar a la romana (presentado en un cuenco con un calamar cortado muy pequeño, y prácticamente crudo, sobre el que se ponen unas virutas que hacen del rebozado), y por último, el borrego, una preparación típica de la zona que consiste en tocino de la papada de ibérico, sobre una crema de morcilla, y en este caso el pan se sustituye por una lámina de pan de maíz (exquisito).

ENTRANTES

Sopa fría de pepino, kéfir, jalapeño y navajas del delta. Una refrescante sopa fresca, con gotas de aceite de jalapeño cuyo picante le da un toque muy interesante, y en su interior te encuentras la navaja del Delta troceada. Interesante y exquisita combinación.

Sepionet de la punxa, jugo de ibéricos, huevo y trufa de verano. Con este mismo plato, aunque con trufa de invierno Tuber melanosporum, ganaron la III edición del Concurso Gastronómico Valenciano de la Trufa de Andilla. En este caso, al no haber T. melanosporum, la sustituyen por trufa de verano (T. aestivum). Es sinceramente espectacular (ya me lo imagino con la trufa de invierno, mucho más sápida y aromática que la de verano). El sepionet se sirve sobre un lecho de su tinta emulsionada con jugo de ibérico, y dentro de la yema del huevo inyectan una emulsión de la trufa. Sabor con mayúsculas, gran plato.

Anguila, foie y coliflor. Sin lugar a dudas uno de los platos de la noche. La anguila (del Delta y de considerable tamaño) se presenta ahumada sobre un pilpil de coliflor, acompañada de dados de foie y sobre ella ralladura de coliflor. El conjunto inmejorable.

PESCADO

Raya a la pimienta ahumada, judías y teriyaki de champiñones. Muy rico este pescado, poco presente en las cartas, y que este restaurante lo tiene como una de sus opciones. La raya se cuece al vacío durante 6 minutos (queda en un punto muy interesante), y después, sobre la salsa de la pimienta se añade polvo de ibérico. Las judías verdes que acompañan se sirven en una textura al “dente”. Muy rico.

Antes de la carne nos sirven un pequeño sorbete de limón al cava con jengibre (detalle)

CARNE

Costilla de cerdo ibérico, pesto y manzana. Se sirven tres porciones de costilla de ibérico deshuesada, muy tiernos y jugosos, bañados en su judo y sobre el que se deposita caviar de pesto. Se acompaña con dos salsas, para que el comensal mezcle a su gusto: una de pesto, más intensa, y otra de manzana, con un punto mayor de dulzor y por tanto de contraste. Buena técnica.

POSTRE

Cremaet (bizcocho borracho, ganache de café y helado de ron). Es un homenaje al tradicional “carajillo” valenciano. Se acompaña con un punto de chocolate. Muy original y rico.

Tomamos café (muy bueno) e infusión.

Para beber 1 botella de agua y un vino canario, TAJINASTE blanco 2018 (D.O. Canarias), un listán blanco de Tenerife, con unas marcadas notas volcánicas y minerales, que maridó perfectamente.

Un sitio para repetir y seguir.

  • Sepionet de la punxa, jugo de ibéricos, huevo y trufa de verano

  • Sopa fría de pepino, kéfir, jalapeño y navajas del delta

  • Menú "Herencia"

  • Homenaje al vermout

  • Snacks locales

  1. #1

    Abreunvinito

    Buen descubrimiento y excelente comentario.
    Saludos

  2. #2

    Aloof

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    ya sabes que no nos lo vuelvan a contar.saludos.

  3. #3

    Abreunvinito

    en respuesta a Aloof
    Ver mensaje de Aloof

    Si hay que ir, se va.
    Ya sabes que no me arredran los kilómetros.
    Saludos

  4. #4

    PepeGarcia

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Muchas gracias. Sí, un buen descubrimiento. Un saludo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar