Agradable sorpresa

Por recomendación de una amiga, y pasando el día en Valladolid, nos acercamos a este restaurante.

Sala amplia, bien acondicionada, buenas vajillas y cristalerías. Cambios de copas con el cambio de vino. Las dos personas que nos atendieron (creo que maitre y camarera), amables, simpáticos y profesionales.

Tres personas a comer

Aperitivos

Croqueta de jamón (excelente según quienes las comieron)

Gyoza de cerdo con kimchi. Más que buena. Delicioso el punto del kimchi.

Botellitas (25 ml.) de aceite picual marca Spiritu Santo. Delicioso aceite.

Panes

A elegir: Torta de aceite. Torta clásica de Valladolid. Torta candeal. Los probados, aceite y clásica, de nota.

Entrantes a compartir

Gambas plancha con un aceite de carabineros (12 unid.) 12 E. Volaron.

Patatas revolconas. 11 E. Canónicas. Deliciosas. Con muy buenos torreznos.

Platos

Foie Micuit con pan de brioche. 19 E. Excelente en tamaño de ración y en calidad.

Albóndigas de secreto. 14 E. Muy buenas.

Costilla de vaca. 23 E. Mi plato. Gran tamaño, excelente punto y muy bien cocinadas. Con causa y lima fresca como acompañamiento. 

Bodega

Cava Blanca Cusine de Parés Baltá. Dos botellas, 2.012 y 2.011. 60 E. Muy buenas ambas, mejor la del 2.011. No lo conocía y me gustó mucho. El ¿maitre? sacó intencionadamente primero la del 2012 y después la del 2011. Y acertó. La segunda acompañaba muy bien los platos principales, más rotundos. 

Cafés (6). Fuimos invitados.

Para volver.

 

 

Recomendado por 3 usuarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar