Restaurante Casa Eusebio Perellonet: El local de la playa


De nuevo por la zona (antes en el Club Naútico del Perelló) y manteniendo el local de Valencia (frente Hospital Peset), tiene desde hace tiempo un local en primera línea de playa de esta zona de la costa. Amplio interior y una terraza alargada que es una delicia en verano aunque las apreturas para rentabilizar el espacio son mayores de lo deseado. Ahí nos colocamos para cenar el grupo de amigos "leñadores" que surgió hace años en Montreal y que hacía tiempo que no nos reuníamos.

Mesas y sillas propias de terraza, mantel de papel, cubertería, vasos y platos propios de chiringuito de playa, algo mejor las copas de vino. Servicio lento y voluntarioso con una terraza abarrotada. Carta de vinos a través de código QR pero que hay que levantarse y capturarlo en la puerta de entrada ¿?. La parte sólida viene cantada a pìe de mesa, sin saber precios aunque también existe carta física en la puerta de entrada al comedor interior.

Para beber iniciamos con un par de dobles de cerveza que completamos con una jarra posterior, 2 aguas con gas, 2 botellas grandes de agua sin gas y un interesante godello Mara Moura tras acertar un par de fallos de la carta no anunciados previamente dado a catar y autoservicio posterior.

Para  comer y con la compañía de un par de cestas de un pan aceptable para estar en la humedad de la playa y por la noche. Decidimos todo al centro de inicio y rematar con un pescado que es lo apropiados del local que se basa en la materia prima del mar del mercado del día. Lo pedido:

. puntilla rebozada: muy correcta, sin nada de aceite, algo pasado de intensidad de fritura, buena ración.

. calamar romana: ración correcta, calidad y punto de fritura buenos.

. clochinas: tamaño y calidad media. Mejorables.

. tellinas: tamaño pequeño, bien hechas y bien limpias.

. principal de pescado: 1 ración de rape a la plancha referido como bueno. Los 4 restantes optamos por la especialidad de la casa en pescado: la lubina salvaje (2,2 kgrs que resultaron ser media más un tercio de la pieza). hecha a la espalda. Buen punto de fuego, ración buena, sabrosa. Recomendable. Se solicitó una ración de patatas fritas, muy buenas, ya que venía servida solo con su jugo.

. postre compartido: una ración de fruta pelada correcta y compartir un merengue especialidad de la casa, que hay que conocer y disfrutar (recomendable para dos, mínimo).

. un par de cafés finales y, por cortesía, unos chupitos a elegir que se agradecieron para alargar la sobremesa. El jefe, Eusebio, pasó a preguntar de forma testimonial.

Un local de playa con buen producto del mar, en especial la lubina.

  • merengue

  • lubina salvaje

  • vino godello

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Joan Thomas

    Poco a poco volviendo a la "normalidad". Veo que te lo pasaste bien, buena terraza para una buena cena veraniega.
    Saludos

  2. #2

    Abreunvinito

    en respuesta a Joan Thomas
    Ver mensaje de Joan Thomas

    Así es.
    Lo mejor la compañía como casi siempre.
    Espero con ansias tu "normalidad".
    Saludos

  3. #3

    Joan Thomas

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Desde el 7 de marzo, en que fui a un restaurante aquí en Montpellier, no había vuelto a pisar otro. Este pasado fin de semana, aprovechando la fiesta nacional (14 de julio)y su consecuente puente, atravesé la frontera y visité 5 locales (4 conocidos y uno nuevo), cuyos comentarios colgaré próximamente.
    Saludos

  4. #4

    Abreunvinito

    en respuesta a Joan Thomas
    Ver mensaje de Joan Thomas

    OOOllééééé. El retorno se acerca.....
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar