Restaurante Monocromo: Otra novedad de lujo en el centro.


Dos veces he visitado este nuevo local, en familia y con amigos, en las dos ocasiones salí muy satisfecho de la cocina que practican, en el apartado vinos, alguna referencia me gusta, pero no es algo que destacaría, mucha cerveza artesana.
Carta corta, pero que van variando.
Después de ponernos unas aceitunas, empezamos con el disfrute.
Terrina de foie trufado , almendra y naranja , buena cantidad , 15€ , muy , pero muy rico , y bien trufado , aquí no escatiman con la trufa , acompañado de sus tostadas recién horneadas .
La tabla de salmón ahumado carpier en sus distintos cortes, maravillosa y por 17€, en la segunda ocasión no estaba en carta, pero tenían tartar de salmón con gazpachuelo de aguacate y tomates verdes, también muy bueno, 15€.
Carpaccio de langostinos con mayonesa de ají, coco y lima 17€, rico, la verdad es que todos los enunciados de la carta, suenan de maravilla.
Carrilleras estofadas, hongos y crema trufada de apio nabo, 16,5€, perfectamente ejecutadas, en otra ocasión escogimos las gyozas de cordero en su jugo, 6 unidades, 8,5€, muy ricas.
Para casi rematar un arroz a la llauna, con carpaccio de langostino por encima, pero de presa ibérica y alioli de ajo asado, 18€ ración generosa, pone para dos, muy sabroso, en la segunda ocasión, quizás un pelín pasado de sal, pero la primera exquisito.
En la primera ocasión , como iba con mis chicas , que son anti queso , al no haber mucha gente , me hicieron el favor de ponerme media racion de nachos con provolone a la brasas , trufa y yema de huevo de caserío , la ración entera sale 15€ , en la segunda ocasión con la pareja que me acerque , Juanjo y Bego , jotayb , al ser queseros los tres , volo en un suspiro , los mejores nachos con queso de mi …, vida , una pasada , la trufa , la yema , el provolone , solo por eso ya merece la pena .
Tiene cuatro o cinco postres, pero bien currados, aquí se cocina muy bien, todo.
Intxaursaltsa con cake de membrillo y helado de Idiazabal, 5,5€, soufflé de chocolate con salsa de mantequilla y helado de haba tonka, al mismo precio, etc.
Para beber un ribeiro, Agas do tempo, 24€.
Es un local pequeño, acogedor, informal, sin aire acondicionado, que es la única pega que le veo yo, y en donde se cocina muy bien y a precios razonables, y por supuesto esta en la zona con más movimiento gastronomico , tenemos kimtxu , cascanueces , Coppola, etc , etc , y también buenos sitios de coctelería .

  1. #1

    Jotayb

    ¡Grandullón!
    Qué bien lo pasamos y qué sitio más chulo nos descubriste ;-)
    Recuerda que cuando pase todo esto tienes pendiente otra quedada con nosotros, así que ve pensando restaurante :-)
    Abrazote.

  2. #2

    Miguelbc

    Este nos le apuntamos! Para cuando podamos volver a salir de casa!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar