Restaurante FISMULER

1
Datos de FISMULER
Precio Medio:
45 €
Valoración Media:
8.1 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas:
Precio desde 45,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



1 Opiniones de FISMULER

Después de varios años cosechando éxitos en Madrid, el equipo de Fismuler decidió probar suerte en la capital catalana, donde ha obtenido una respuesta contundente: SE QUEDA.

En la zona de Arco de triunfo y en el bajo del nuevo hotel Rec, se abre paso en la actualidad barcelonesa este gastro del grupo La Ancha. Para ello, han decidido contar con la mano de Jaime Santianes (exbulli) quien ha sabido ligar las exigencias de la casa con las de la ciudad.

El local presenta unas características modernas, con un aire desenfadado mudado en ladrillo visto y madera, mucha madera. Cuenta en su espacio con algunas mesas altas y espaciosas con una clara intención de ser compartidas y con otras de carácter más íntimo, todas eclipsadas por la gran barra central que ilumina el local.

El ambiente, al igual que el restaurante, invita a relajarse y a sentirse có[email protected] En esta situación y con dos Mahou Barrica extraordinariamente bien tiradas, echamos un vistazo a la carta (en formato papel) mientras nos dejan un poco de pan, manteca y un aperitivo de ternera macerada con café, comino y sal, de buena y agradable carga sápida.

De entre las diferentes creaciones, nos decantamos por las siguientes:

  • Canapé de tartar de Gambas: Una pequeña y crujiente tostada sobre la que reposa el tartar de gamba, una suave mahonesa y unas huevas. Un buen primer bocado.
  • Buñuelo de calamar: Excepcional, tanto por su elaboración (sin exceso alguno de aceite) como por su potente sabor marino debido al cefalópodo.
  • Erizo de mar: Otro chute de sabor marino, aunque en esta ocasión, debido a la espuma que acompaña y cubre el erizo en sí. Originalidad, técnica y, sobretodo, producto.
  • Dorada semicurada, almendras y uva: Sobre una base de aceite, encontramos unas finas láminas del pescado semicurado y pequeños trozos de uva que periten rebajar, dar frescor y limpiar el paladar.
  • Arroz meloso de alga china y berberechos: Ni pasado, ni poco hecho, un arroz meloso en su punto exacto, con mucha carga marina y sápida. Muy buen plato.
  • Garbanzos salteados con ternera y cigalitas: Un mar y montaña en toda regla. Los garbanzos, exquisitos; el toque de la ternera, sublime; el contraste de las cigalitas, espectacular. Un plato sencillo y no por ello menos resultón.

Para todo ello, y en diferentes fases, decidimos beber diferentes tipos de vinos, así que fuimos pasando por la D.O. Rias Baixas (Captura de luz a base de Albariño), la D.O. Terra Alta ( Lo cometa a base de garnacha blanca), seguimos por Valdejalón ( Botijo Rojo a base de garnacha negra) y terminamos una copa de Tayaimgut elaborado con merlot.

Un punto y aparte merece el postre, la famosísima tarta de queso de Fismuler, probablemente, la mejor de España (aunque vaya a gustos). Con gran sabor a queso, con un toque dulzón, con una parte crujiente y otra cremosa o cuasi líquida. Un placer para los sentidos y para toda persona aficionada a este tradicional manjar. Enhorabuena.

Así, tras pasar tres horas como en casa y tomar un café infusionado (el único “pero”  de la tarde) ya que no tienen máquina, sino que lo hacen a la antigua usanza, pagamos 45 € por persona y nos fuimos con la sensación agradable de que pronto volveremos, puesto que este se queda.

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar