Restaurante La Barra de Carles Abellan en Barcelona

Restaurante La Barra de Carles Abellan

1
Datos de La Barra de Carles Abellan
Precio Medio:
89 €
Valoración Media:
8.9 10
Servicio del vino:
8.5 10
Comida:
10.0 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 89,20 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de La Barra de Carles Abellan

Primera visita al nuevo restaurante del Chef Carles Abellan, tras el cierre de su homónimo en el Paseo Joan de Borbó de la Barceloneta la pasada primavera, que cerró, parece ser, por problemas de espacio (se le quedó pequeño). El nuevo local está ubicado también en el mismo barrio, a un Km. aproximadamente del anterior, pero en un ambiente mucho mas chic, en la primera planta del Hotel W 5*GL, en donde estaba situado anteriormente el hoy desaparecido Restaurante Bravo 24 que también dirigía Carles Abellan..

El restaurante anterior tenia una estrella Michelin, pero aparentemente la guía roja no apreció el cambio de local poco después de recibir la estrella en el 2019 y lo mantiene ahora con un plato, supongo que hasta que se otorguen las del 2021. En  fin no tiene mayor importancia porque la cocina sigue manteniendo la estrella.

El local, diseñado con mucho gusto por Lázaro Rosa Violan, es, según dicen, una copia conforme del anterior, pero mucho mas grande. Su barra en forma de U puede acoger ahora 40 comensales, y las mesas a su alrededor aproximadamente una cincuentena de personas mas. También hay una terraza exterior desde donde de día deben admirarse unas vistas magnificas.  En el interior de la U funcionan dos robatas (parrillas japonesas) con los cocineros trabajando a la vista.. El ambiente me gustó, lo encontré desenfadado y con un tipo de publico mas bien  "bon chic bon genre". Imagino que en ciertas ocasiones debe haber también música en directo, porque detrás de la mesa en que nos instalaron había un pequeño escenario con una batería.

El restaurante está dirigido en la cocina, por Carles Abellan, que ese día no estaba presente y en la sala por su hijo Tomás. Al frente de los fogones está Jaime Tejedor, que tomo las riendas del restaurante cuando se marchó Arnau Muiño para abrir Direkte Boqueria, y lo hace muy bien. El sommelier es Adriá Martin y dirige una bodega de aproximadamente unas 700 referencias, entre las que se cuentan las del  propio Carles Abellan.

Fuimos a cenar a las 20h30 (3 comensales) y nos situaron en una mesa desde la que apreciábamos  casi todo el local. Mesas de madera, desnudas, con vajilla y cubertería de buena calidad. las copas y los vasos son de Riedel. El servicio de sala fue llevado a cabo por el jefe de sala y un camarero, fue bueno, simpático, agradable, sin tiempos muertos y ante todo profesional. El servicio del vino fue llevado a cabo por el sommelier, que nos presentó perfectamente y en detalle el vino solicitado, que fue primeramente catado por él mismo y posteriormente servido para catar en la mesa, antes de depositarlo en una cubitera junto a la mesa. El servicio fue excelente y el llenado de copas se hizo con plena sincronización.

Aunque ya conocíamos la cocina delChef, no conocíamos la de este restaurante, cuya carta esta vertebrada en 6 secciones (Tapitas del puerto, Sobre les barcas, En alta mar, Grandes platos marineros, En tierra firme, En aguas dulces) , con algunos platos que son fijos y otros que cambian en función de la temporada y del mercado. La cocina es esencialmente marinera, solo hay un plato de carne entre los 40 presentados.

Como hacemos habitualmente cuando no conocemos la cocina del restaurante optamos por tomar el menú degustación (76 €) sorpresa, compuesto de :

Tapetes del mar /tapitas del mar :

Ostra "Tsukiji".  Buen calibre, carnosa, bañada en una salsa ponzu, con hoja de wasabi. Excelente

"Papas Aliñas" sevillanes amb verat. "Papas Aliñas" sevillanas con caballa. Esta ultima curada. Riquisimas

Alberginies en adob andalús. Berenjenas en adobo andaluz. Un plato "trompe l'oeil". A la vista uno se imagina mas bien un cazón en adobo, que unos buñuelos de berenjenas fritas. Muy bueno.

Amanida de tomaquets amb algues fresques. Ensalada de tomatitos con algas frescas. Muy rica y refrescante.

Sobres les barques / Sobre las barcas

Navalla gallega a la brasa amb ponzu. Navaja gallega a la brasa con ponzu. Para comerse tres docenas. Excelente.

Verat lacat amb arròs de sushi. Caballa laqueda con arroz sushi. Fue el único plato en el que hubo divergencias de pareceres  Era la segunda vez que nos servían caballa, aunque preparada de forma totalmente diferente y hubiésemos preferido otro pescado. No implica la calidad del plato pero si la repetición y personalmente una falta de rock & roll .

(Las fotos de los siguientes platos, dado que en Verema solo pueden cargarse seis, aparecen en el primer comentario)

Calamar farcit a la brasa amb rovell d'aou picant. Calamar relleno (de cebolla), a la brasa con yema picante. Ligeramente pasado por la brasa. Muy tierno y muy sabroso. Bien condimentado. Riquisimo.

En Alta mar/

Moll "Gran Muralla " sense feina. Salmonete "Gran Muralla" sin trabajo. Acompañado de una salsa vietnamita. De buen tamaño, frito y rebozado de panko, sin espinas, totalmente limpio, para comerlo entero, presentado sobre un lecho de ensalada y setas. Riquisimo.

Ratjada de platja a la madrilenya estil Trifon. Raya de playa a la madrileña estilo Trifón. Excelente preparación de la raya, muy sápida y bien  cocinada en su jugo de callos a la madrileña.

En aigües dolces / En aguas dulces

Maduixots del Maresme amb nata/ Fresas del Maresme con nata. Infusionada con vainilla y lagrima de helado de leche de oveja. Muy bueno.

Pastis de brie amb tòfona melanosporum. Pastel de brie con trufa melanosporum. Riquisismo.

Xoco, Xili, Oli i sal. Choco, Chili, Aceite y sal. Un clásico de Carles Abellan. Muy bueno.

El pan que acompaño la parte salada de la cena, de la panaderia Baluard, fue muy bueno.

Para beber tomamos dos botellas de agua "La Barra" de 0,70 l y una botella de vino blanco LXV Loxarel Xarel-lo Vermell 2017 DO Penedès. Loxarel Vitivinicultors . Viticultura ecologica y biodinamica. Cepajes 100% Xarel-lo vermell. Fermentación en ánforas de barro de 720 litros de capacidad. Posteriormente, reposo en las mismas ánforas durante 5 meses. Levaduras salvajes de la propia viña. Vino mineral, elegante, fresco, con muy buen volumen y largo en boca, que acompañó perfectamente la cena.

Finalizamos con tres buenos cafés y unos ricos turrones.

La cuenta ascendió a 89,20 €/persona. Muy buena RCP.  A mi criterio la calidad es excelente y la RCP en consecuencia está en acorde con lo pagado. Alta cocina marinera de autor,  de temporada y de proximidad, muy refinada y presentada en su mayoría de platos como tapas, para compartir, en pequeñas cantidades, pero ampliamente suficientes cuando se piden diversas degustaciones de la carta o un menú. Muy recomendable.

Volveremos en una próxima visita a Barcelona, para seguramente comer a la carta y probar entre otros los arroces de Carles Abellan y si es en verano, por la noche, y en invierno al mediodía para poder situarnos en la terraza y admirar las playas y el paseo marítimo de Barcelona en todo su esplendor.

NB: Esta vez  va a ser difícil, siguiendo la normativa de Verema, puntuar como yo hubiese querido hacerlo : al servicio del vino le hubiese dado un  9 y a la comida le hubiese dado entre 9 y 9,5, por lo que para llegar a las notas que aparecerán publicadas al vino voy a darle un 8,5 y la comida un 10 para obtener la misma nota media . Al entorno le hubiese dado un 9 y a la RCP un 8, así que igualmente para obtener la misma nota media les daré 8,5 a cada uno.

  • Ostra "Tsukiji"

  • "Papas Aliñas" sevillanas con caballa

  • Berenjenas en adobo andaluz

  • Ensalada de tomatitos con algas frescas

  • Navaja gallega a la brasa con ponzu

  • Caballa laqueda con arroz sushi

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar