Restaurante Epelde & Mardaras: Una galería de arte ....


Literalmente comer en una galería de arte, había oído hace tiempo de su existencia, situado en un gran piso del casco viejo bilbaino, es una experiencia diferente, te enseñan la casa-galería, tienen varios salones, todos diferentes y con obras de arte, original situación.

Ahora cocina el hijo, hasta hace poco era la madre, el chaval tiene buena mano, un menú cerrado, por 50€, nada a destacar del tema vinos, un poco el que tenga, blanco o tinto.

Un aperitivo, en esta ocasión kokotxas rebozadas, una ensalada maja para compartir, tomate, pasas, nueces, queso de rulo, sésamo, y aliño de mostaza y miel.

Para cada uno un rico plato de sopa de pescado, la fama le precede, todo el mundo habla bien de este plato, que suelen poner, y la verdad estaba muy buena, comida casera, bien hecha.

De segundo a elegir, entre un rico solomillo con pimientos y setas o una rica merluza rebozada con arroz negro de txipis, ambos platos bien.

Postres caseros, correctos, y una velada diferente, comida rica, vino, el que tengan y entorno original.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar