Restaurante El Impertinente: Mejorable


Nueva propuesta en el mismo local que el cerrado Olor y Sabor, esta vez de cocina de fusión. La distribución sigue siendo la misma: zona de barra con mesas altas y taburetes, cocina a la vista y un salón lateral con mesas bajas algo juntas, todo ello con decoración moderna. Cena para tres comensales en el salón previa reserva.

Comenzamos compartiendo una fondue de torta del Casar (acompañada de cecina) y rollitos de verdura con confit de pato y salsa agridulce (ricos, pero media docena de bocados por 12 €...).

Como platos principales, raviolis de boletus en salsa de escamorza (salsa con falta de ligazón y algún ravioli pegado en el fondo de la cazuela metálica), kushiyaki de atún rojo, tartar de aguacate y pan de pita (el atún menos hecho habría estado mejor) y tataki de salmón con salsa chipotle y goma wakame (muy rico).

De postre compartimos una tarta tatin de manzana con exceso de horno, que hacía muy difícil el trocearla.

Carta de vinos algo corta pero con referencias nada habituales y precios comedidos. De ella elegimos un refrescante Cava Oriol Rossell Brut Nature Reserva 2015 (15 €).

Mantel individual y servilleta ambos de papel, menaje correcto.

Servicio algo inexperto aunque con ganas de hacerlo bien.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar