Restaurante Cruix

1
Datos de Cruix
Precio Medio:
36 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 36,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



1 Opiniones de Cruix

Curiosa fórmula es la que ha elegido el chef Miquel Pardo originario de Onda (Castellón de la Plana) por lo que tiene casi la obligación de hacer buenos arroces, su paso por las cocinas de Jordi Cruz, Rafa Peña (Gresca), Ricard Camarena y Albert Adriá le han marcado para ofrecer unas tapas de entrante  y un arroz que conforman su menú degustación por un precio de 28 euros muy difícil de superar.

Los platos que están en el menú también se pueden pedir a la carta y en la misma ofrece cuatro tipos distintos de arroz, que supongo que en el menú éstos van rotando.

El local es rectangular con ladrillos antiguos de obra vista sin lucir, con la barra en la parte derecha del mismo según se entra y con mesas en la banda izquierda, éstas de madera, sin vestir, muy juntas para aprovechar al máximo el espacio, servilletas de papel. Local al completo con una capacidad aproximada para unas cuarenta personas. Local ruidoso en demasia

Evidentemente optamos por el menú degustación, todos los platos son para compartir

-Anchoas curadas en casa, dos unidades, muy buenas.

-Cintas de calabacín al pesto, originales parecían espaguetis.

-Churros de bacalao con espuma de alioli, originales tiras de bacalao rebozadas y fritas, recomiendan comerlos como si fueran   churros verdaderos, mojándolos en la espuma de alioli.

-Croquetas pato pekin dos unidades, cremosas y gustosas.

-Hummus de remolacha con setas y tartufo, se acompaña con una especie de crackers, con un punto picante.

-Tartar de salmón "Perú", muy bueno, también con un punto picante.

-Brócoli tandori, brócoli casi crudo, ahumado, quizá la tapa menos interesante

-Arroz de gamba al ajillo servido en paellera, recomiendan comerlo en la misma, una finísima capa de arroz casi con toda seguridad no había ningún grano superpuesto con dos colas de gamba de buen tamaño añadidas al arroz una vez cocinado en el horno, bueno sin más.

Dos postres:

-Sopa de helado "Tom Kha Kai" un helado cremoso con fresas y un punto de picante

-Día triste en la playa, un recreación de un cucurucho de helado que ha caído en la arena de la playa, representada por arena de chocolate, mus de chocolate a modo del agua del mar y mini cuchurucho de helado de vainilla.

Un vino elaborado a partir de la variedad xarel-lo, de Segura Viudas de la D.O Penedés maridó perfectamente con todos los platillos, carta de vinos cortísima con únicamente dos referencias de blancos catalanes.

Dos buenos cafés y dos chupitos de elaboración propia con mezclas de distintos zumos de frutas y alcoholes destilados, los chupitos invitación de la casa

El servicio muy joven ágil y agradable aunque demasiado empalagoso preguntando en cada plato que retiraban si éste habia sido de nuestro agrado.

Un restaurante distinto con una fórmula distinta que me apetecia conocer

 

 

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar