Restaurante Maui Russafa

1
Datos de Maui Russafa
Precio Medio:
12 €
Valoración Media:
8.0 10
Servicio del vino:
- 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
10.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas:
Precio desde 12,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de Maui Russafa

Noche del 18 de marzo. Valencia en plena efervescencia fallera y repleta de gente paseando por sus calles, contemplando sus fallas y disfrutando de terrazas y bares. A mediodía hemos comido muy bien en otro lugar del que rendiré cuentas muy pronto, pero los largos paseos y alguna que otra copa de media tarde nos abren el apetito a la hora de cenar. Nos movemos por el barrio de Russafa, centro neurálgico del ocio valenciano con infinidad de propuestas para sentarse a comer. Alguien propone un sitio sencillo del que le han hablado muy bien. Para alá que vamos.

El local se ajusta a los cánones de la mayoría de pequeños bistrós que encontramos por la zona. Todos resultan atrayentes por su aspecto, pero poco o nada llamativas las propuestas de tapas y raciones que exhiben bien en pizarra bien en la carta de precios que suele situarse junto a la entrada de los mismos. Todos guardan un estilo de interiorismo similar, informales, pero muy cuidados, con una iluminación intimista y un mobiliario en esa línea: resultón, práctico (que no siempre cómodo), pero muy chic, mesas sin mantel, etc…

La carta del Maui no es ninguna maravilla, en apariencia: croquetas, patatas bravas, hamburguesas… Es por ello que quedamos sorprendidos cuando quien se presenta como Carmen, dueña del local, nos deja las mismas en la mesa y nos dice que vuelve nada más pueda a explicarnos la carta. – No hay mucho que explicar – pensamos. Pues si lo hay: nos dice que trabajan todo con producto fresco, que no usan congelados, que la mayoría de cosas se cocinan al instante, y nos explica una a una las peculiaridades de cada platito de la carta. Hay poco donde elegir, pero es suficiente.

Croquetas mixtas: Las había de pollo y de boletus. Ambas muy acertadas de sabor. Más cremosas y jugosas las primeras. Ciertamente no parecen congeladas ni de bolsa.

Humus con ajo negro: El majado está rico, bien especiado y de textura muy sedosa. Se corona con unos daditos de ajo negro que le aportan un contrapunto dulzón muy agradable.

Patatas de la casa: Patatas fritas que se alternan con dados de boniato (parece cocido) y una rica salsa.

Fingers de pollo: Tal como nos había anunciado Carmen el pollo queda extremadamente jugoso y la cobertura muy crujiente. La carne se macera durante 24 horas con el taro, un tubérculo que se lamina muy finamente y se añade al rebozado.

Minihamburguesas: Son de pollo y la carne se pica, se bolea y se cocina en el momento en el que se piden. Muy correctas.

Para beber tomamos cervezas Turia, muy apropiadas para acompañar este tipo de picoteo. No hubo cafés ni postres. Aun así, la relación calidad-precio me parece buenísima vista la calidad de lo degustado, el buen gusto con que se sirve y el trato amigable por parte del servicio. Aconsejable para eventos informales sin que se burlen de ti en tu cara, como lamentablemente sucede en muchos lugares.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar