Restaurante La Taverna del Ciri

1
Datos de La Taverna del Ciri
Precio Medio:
37 €
Valoración Media:
4.8 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
4.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 37,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



1 Opiniones de La Taverna del Ciri

A mediados de 2017 Artur Martínez galardonado con una estrella Michelin por su mini restaurante Capritx sito en Terrassa y su socio el televisivo Marc Ribas que diariamente tiene un programa de cocina en la televisión autonómica catalana  y ha presentado dos temporadas un programa concurso exitoso Joc de Cartes en la misma televisión, decidieron darse un tiempo sabático y cerraron el estrellado restaurante con la intención de abrir un nuevo restaurante gastronómico en Barcelona, proyecto que ha visto la luz recientemente en el hotel Hilton Diagonal Mar con dos barras y capacidad para 15 comensales.

Entre tanto y para no perder revoluciones a finales del primer trimestre del pasado año abrieron esta taberna donde se sirven almuerzos de "tenedor", menú y desde hace tres semanas carta al mediodía según nos informó el camarero y carta por la noche y fines de semana, la carta está basada en tapas para compartir para los entrantes y platillos y raciones para los segundos. La cocina trabaja con productos de temporada procedentes de pequeños productores preferentemente artesanos y de proximidad, carta de vinos reducida

El local dispone de dos plantas, en la baja la recepción, unas diez mesas, office y al fondo la cocina totalmente a la vista donde este día cinco jóvenes cocineros elaboraban los platos, en sala tres también jóvenes camareros y el recepcionista. En la planta superior varias salas que se pueden independizar para acoger algún grupo y los servicios. La ocupación de ese día fue de cuatro mesas con un total de 11 comensales.

Mesas de madera con mantel individual de papel reciclado sin ningún logo y buenas servilletas de tela con el logo y el nombre del restaurante bordados, sobre las mismas solo los cubiertos y vaso de agua.

El menú del día tiene un precio de 15 euros, incluye postre o café y agua, refresco o una copa de vino. El menú que este día tenían no nos convenció y optamos por la carta.

Siguiendo la recomendación del camarero pedimos tres tapas para compartir, una original y muy buena ensaladilla rusa, unos novedosos buñuelos de bacalao presentados en forma de tortita y cansalada del coll (tocino del cuello) cocinado a baja temperatura y con la piel muy crujiente servido en una cazuelita nadando en aceite, con la grasa que ya de por sí tiene el producto me sobraba totalmente dicho aceite.

Continuamos con arroz a la llauna (arroz a la lata) que preguntado el camarero que llevaba el arroz, dijo que era de pollo, arroz bomba procedente del Delta del Ebre, la sorpresa fue que con el arroz en la mesa el único pollo que acompañaba al arroz eran mollejas del ave troceadas y que se quedaron en la llauna, el arroz bueno, gustoso y con un buen punto de cocción, si el camarero hubiera advertido que el pollo sólo habia servido para hacer el caldo y los únicos tropezones de carne eran los menudillos y concretamente las mollejas, mi mujer no hubiera pedido este plato de la carta, al retirar la llauna el camarero no hizo ningún comentario o pregunta del porqué estos menudillos quedaban en la misma.

El otro plato fue Carutx de Ral d'Avinyó, el Ral es una raza de cerdo originario de esta población de la comarca de la Plana de Vic de la que toma su nombre y de carne muy apreciada, éste según reza la carta era un plato medieval originario de la comarca del Berguedà consistente en costilla de cerdo cerdo rustida con hierbas, moscatel, canela y chutney, un plato original pero para mi gusto de sabor demasiado dulce, también aceitoso en demasía.

Dado que los postres no nos parecieron atractivos pasamos directamente a los cafés.

Bebimos un blanco de la D.O. Penedés, Clos dels Oms a base de Chardonnay y Malvasia que nos sorprendió gratamente, buenas copas y funda refrescante para mantener la temperatura, el servicio descorche, cata y primer llenado, el punto negativo el precio que multiplica por tres el precio que podemos encontrar en diversas tiendas de internet.

El servicio joven y distante con poca empatia y con un punto de prepotencia, dejamos los cubiertos en el plato para pasar del primer al segundo plato, retiró los platos y dejó los cubiertos sobre la mesa por lo que tuve que reclamar el cambio de los mismos.

En resumen un local que posiblemente se llene de gente joven los fines de semana aunque con un precio demasiado elevado, la novedad y el carisma de la figura mediática del xef que algún día debe estar en la cocina aunque solo sea para hacerle fotos posiblemente ha sobrevalorado y creado demasiadas expectativas para este restaurante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar