Restaurante Àgora

5
Datos de Àgora
Valoración Media:
5.5 10
Servicio del vino:
5.5 10
Comida:
6.5 10
Entorno:
4.8 10
Calidad-precio:
- 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Cierra: lunes y domingos noche

Teléfono


5 Opiniones de Àgora

Desde hace una semana este restaurante ha abierto de nuevo sus puertas con nuevos propietarios y nueva gestión.

Local agradable, aunque para mi, mejoraría separando el comedor de la barra de bar de la entrada. Música ambiental agradable. Servicio muy atento y correcto a cargo de Isabel. La carta de vinos es corta y sin propuestas "novedosas", por lo que se podría mejorar. Copas y temperatura correctas. A destacar la copa de cava "Anna Gabarró" que nos sirvieron. Pequeños entrantes correctos. La comida nos gustó mucho: el tártaro de bogavante excelente; el capuccino de foie y espárragos, excepcional; la lubina con verduritas y jamón, estupenda, y las vieiras, muy buenas, aunque la reducción les oculta un poco el sabor. El surtido de postres, muy buenos. Buen café, acompañado de "petit fours". El precio, unos 40-45 euros por persona, vino aparte, aunque también tienen menús degustación.

Poco que añadir a los acertados comentarios (EMHO) de los anteriores foreros. El local se ha intentado redecorar con elementos modernos sobre una ornamentación setentera y el resultado es desconcertante (el mármol rosa de las columnnas combinado con cuadros modernillos de dudoso gusto te deja estupefacto). Si te puedes abstraer de todo eso, comerás bien, muy bien. Nos pedimos el menú degustación por 36€ y, pese a sus altibajos, los comensales le dimos buena nota. También existe un menú de temporada por 27€. A destacar el capuccino de crema de espárragos y el solomillo con crujiente de gorgonzola, deliciosos. Aprobado para la carta de vinos, clásica pero con alguna cosilla curiosa (pedimos un "Las Piedras" de Calatayud, que no conocíamos de nada...) servido a temperatura perfecta en unas copas feas y grandes pero que permitían apreciarlo.
Volveremos, pero para tomar el menú, que por 11€ tenía variados y muy buenos platos, almenos en aspecto.

Carta variada, con toques de modernidad. Platos muy bien cocinados y sabrosos. Raciones razonables. Servicios de mesa correctos. Relación precio-calidad muy notable. Falta mejorar: Servicio algo lento, la elaboración de postres (tienen carro de postres y es algo escaso), y deberían ampliar la carta de vinos, aunque los que hay están bien escogidos. La decoración está pasada de moda. En general, recomendable, pues se come muy bien a precio razonable (con vino, sobre los 50 €).

El local tiene una decoración un poco anticuada, como de hace unos 15 años (normal si tenemos en cuenta que ya había albergado varios otros restaurantes). El servicio correcto aunque (por lo menos la noche que lo visitamos) un poco lento.
En cuanto al vino, tiene una carta un poco distinta pero sin nada del otro mundo. Correcta. La copas muy correctas y los precios también.
En cuanto a la comida, buen nivel pero sin rallar a un nivel altíssimo. Hay platos originales, pero por lo menos lo que yo comí (risotto de centolla y steak tartar) podía estar un poco mejor. Los precios muy correctos.
En definitiva, un restaurante con buena (no excepcional) cocina y trato y precios muy correctos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar