Restaurante Casa Golo

Datos de Casa Golo
Precio Medio:
25 €
Valoración Media:
6.0 10
SERVICIO DEL VINO:
4.0 10
COMIDA:
7.0 10
ENTORNO:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Castellón
Localidad: Benicarlo
Dirección: Puerto Deportivo de Benicarló bloque 1 planta 1
Código postal: 12580
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas:
Precio desde 25,86 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de Casa Golo
OPINIONES
1

Un local con posibilidades, en la zona del puerto de Benicarló y cerca de la lonja de pescadores, con una interesante terraza antes de la entrada y otra terraza cubierta (en invierno) hacia el puerto, aunque las vistas están limitadas. Un amplio comedor entre ambas terrazas con la barra y la cocina, más una muy sugurente carta junto a la puerta, hicieron que nos decidiéramos a entrar en este local.

Poca gente en ambas terrazas, y nos aconsejan con buen criterio que vayamos a la terraza cubierta de la zona del mar porque en la delantera la bajada de sol hará que tengamos frío. Un acierto. Poca gente en las mesas de ambas terrazas para un sola persona de servicio en todos los comedores que cumplió por encima de sus posibilidades (esa tarde no necesitó ir al gimnasio); también en cocina un buen ritmo de salida de la comanda con unos emplatos básicos salvo algunas tapas que vimos pasar.

Mesas amplias con buena separación, manteles de resina y sobre ellos mantel individual, copas correctas, vajilla y cubiertos básicos con una servilleta con logo de la casa muy resultona. La carta de comidas con el acostumbrado plastificado de los locales costeros más una hoja interior con el menú del día (en realidad de la semana de martes a viernes a medio día) que incluye ensalada, bandeja Golo con mejillones, navajas y langostinos) más plato principal a elegir (arroz, all-i-pebre o fideuá) con una bebida más postre y café (20€). En la carta, aparte de ensaladas, muchos entrantes con gran predominio de productos del mar y unos principales casi en exclusividad de arroces, fideuá, all-i-pebres, suquet y caldereta todos ellos muy apetecibles entre 12-18€ la mayoría y unos pocos postres.

Para beber no nos traen carta de vinos y sólo preguntan a pie de mesa y optamos por una copa de blanco y otra de tinto (que se repitió), unas cervezas, un par de aguas con gas Vichy (no hay grande) y agua sin gas Solan de Cabres y un vermút de todos los cuales desconocemos identidades porque fueron traidos ya servidos en copas a la mesa; tan solo la repetición de copa de tinto servida en mesa vimos que era Hacienda Zorita. Incluso del vermut no se preguntó ni el color. Raciones generosas. Si miras la carta de vinos en la web está bien y, aunque demasiado clásica en tintos, en blancos tiene cosas interesantes.

Lo que comimos entre los 6 viajeros:

. sepia rebozada con alcachofas en témpura (x 2): ración correcta, muy bueno el rebozado y la témpura, escasa la presencia de alcachofas y más en temporada y más en Benicarló. Acompañaron, dentro de plato, unas lonchas de pan tostado con un all-i-oli ligero y escaso que parecía más que nada destinado a quitar espacio en el plato mermando la cantidad de producto. Bien de sabor.

. cananas rebozadas (x 1): un cefalópodo como si fueran mini pulpitos algo más duros pero bien cocidos y de color violáceo. Muy, muy buenos y recomendables.

. arroz en paella con langostinos, sepionets de la puntxa y alcachofas: en principio 3 elementos de la zona muy interesantes pero en la realidad fueron 2 langostinos por persona de tamaño pequeño y demasiado hervidos con una casi testimonial presencia de sepionets y alcachofas; amplia ración de arroz pero en un punto casi meloso (circunstancia que no se avisó si es que la intención era de meloso), algo de más de cocción del arroz y con un punto de exceso de sal y de sabor como artificial en el fondo (como "concentrado"). Desilusionó.

. tarta de melocotón y tarta de coco ( 1 de cada) servidas en compañía de helado que fueron compartidas al centro y referidas como correctas donde destacó un sirope de kiwi y sobraban en la presentación los siropes habituales y ese toque de chantilly que no sólo no suma, sino que resta.

Unos cafés correctos y el ofrecimiento de unos chupitos de mistela y de orujo, por cortesía de la casa finalizaron nuestra aventura, aunque aún rematamos en una pastelería con un "pastisset" de ... alcahofa, hecho con este vegetal hervido con azúcar formando la pasta de relleno en sustitución del clásico boniato, que resultó curioso y menos dulce.

La nota de la comida estaría más cerca de un 5 que de un 7, pero un sitio que su plato principal son los arroces, habrá que pensar que no tuvo un buen día, ya que no oferta la clásica paella en la playa (o puerto en su caso), sino arroces de erizos calamar alcachofas y gambas, de cocochas de bacalao zamburiñas y gambas, o de ortigas de mar y esperdeñes, aparte de los clásicos de bogavante, langosta, negro, señoret, etc.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar