Restaurante Entretapas y vinos: ¡Qué lástima de local! Con un nombre tan sugerente, parece mentira cómo


¡Qué lástima de local!
Con un nombre tan sugerente, parece mentira cómo se puede hacer con tan poca gracia.
Decoración minimalista, muy ruidoso, lámparas a la altura de los ojos, bancos entre mesas muy estrechos.
Servicio del vino no a la altura del nombre. Aunque las copas son Scotch, te sirven el vino caliente. Carta muy reducida.
Lo peor la comida, muy insulsa y grasienta.
Servicio en mesa tirando a flojo.
Aunque el menú es barato (10€) para la zona hay cosas mejores. No repetiré.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar