Restaurante Cal Gall

1
Datos de Cal Gall
Precio Medio:
19 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 19,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)



1 Opiniones de Cal Gall

Adrià Rubió formado en la Escola de Restauració de Sant Pol de Mar hizo sus prácticas en reconocidos restaurantes del País Vasco para posteriormente trabajar en varias conocidas cocinas de la Costa Brava hasta recalar en el estrellado Ca l'Enric de Vall de Bianya donde ejerció como jefe de cocina durante tres años, en febrero de 2017 decidió abrir su propio restaurante con la ayuda económica de su madre Susana que ejerce de jefe de sala y de la pareja de ésta Jesús que la secunda a la vez que son socios del negocio. Se instaló en Sant Feliu de Boada localidad muy próxima a Pals y a Peratallada, el restaurante ubicado en la plaza de la iglesia en una casona del siglo XV muy bien conservada con arcos y muros de piedra.

Tiene dos salas con mesas con separación suficiente, vestidas con mantel y servilletas de tela, Rubió define su cocina como "GLOCAL" , una propuesta gastronómica de fusión de productos locales con ingredientes procedentes de diversas partes del mundo.

Los dias laborables trabaja únicamente con el menú que renueva semanalmente, los fines de semana trabaja solo la carta. El menú con un ajustadísimo precio de 18 € lo conforma aperitivo, tres entrantes y tres principales además de tres postres, incluye pan, agua y dos copas de vino por persona.

Nos sirvieron unas aceitunas mientras esperábamos nos tomaran la comanda, para servirnos posteriormente un consomé de ave de muy buen sabor y una degustación de cuscus. En esta ocasión coincidimos en la elección de los platos, esqueixada de bacalao a  la mexicana (maiz, huitlacoche, aguacate y especies piri piri) al pedirlo y como prevención preguntamos por lo picante que podia ser este plato ante el desconocimiento por nuestra parte de alguno de los ingredientes que incorporaba dicho plato, nos aseguraron que no lo era tal como pudimos comprobar al degustarlo, buen plato aunque no logamos identificar aparte del bacalao los sabores de los ingredientes.

El siguiente plato fué un sorprendente arroz con cocochas (supongo de bacalao) puesto que no lo indicaba y papada de cerdo, arroz de una de las variedades que ampara la IGP arrós de Pals, presentado en paellera y emplatado fuera de nuestro alcance visual, arroz con un excelente punto de cocción y con muy buen sabor, generosa ración.

Los postres de elaboración propia sorprenden tanto por su originalidad como por su presentación, tomamos chocolate, higo, panetone y té ahumado y panacotta de coco con su helado, piña confitada y espuma de fruta de la pasión.

Una botella de agua y dos copas de vino blanco del que solo recuerdo que era de la DO Empordà, a destacar y que quiero agradecer el detalle que tuvieron cuando al servirnos el postre las copas de vino estaban vacias y nos sirvieron media copa adicional  a cada uno.

Terminamos con dos buenos cafés.

El local con capacidad para 35 o 40 personas estaba completamente lleno y doblaron varias mesas, el servicio agradable aunque en ocasiones algo desbordado.

En resumen una buena comida con una muy buena RCP, sin duda volveremos para conocer más y mejor la cocina de Adrià y probar sus platos de carta

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar