Restaurante Slow & Low en Barcelona
  

Restaurante Slow & Low

1
Datos de Slow & Low
Precio Medio:
72 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 72,12 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingo y lunes

Teléfono

Restaurante Slow & Low Espuma de brandada, helado de sofrito y streusel de tomate Slow & Low Mollete con merluza a la romana Slow & Low en Barcelona Calamar a la plancha con judías de Santa Pau en velouté japonesa de algas Restaurante en Barcelona Alcachofas asadas, crema de queso herreño, huitlacoche Restaurante Slow & Low Tartar de anguila ahumada, cortezas de cerdo bañadas de oro, sorbete de manzana y sopa de ostras y berros Slow & Low Ostra, licuado de jengibre, apio, pepino, manzana verde y lima.

1 Opiniones de Slow & Low

Primera cena de nuestro periplo navideño en Barcelona el 26 de diciembre de 2018.  El restaurante elegido para ello fue Slow & Low, un nuevo local abierto en el verano del pasado año en la calle Compte de Borrell, muy cerca del Mercat de Sant Antoni, el ultimo barrio a la moda de la ciudad condal.

Cuando entras en el restaurante, una vez atravesado el umbral de la puerta, te encuentras a tu derecha con la cocina, totalmente a la vista, rodeada de una amplia barra de poca altura integrada totalmente en ésta. Enfrente hay algunas mesas altas y a continuación te encuentras con una amplia sala, que es donde nos ubicaron, con mesas  normales, cuadradas y alargadas a ambos lados y en el centro del local. Están desnudas, bastante bien separadas las unas de las otras, vajilla y cubertería modernas, buenas copas Riedel. La decoración es de tipo informal y neoindustrial, donde la cerámica verde de las barras y de los bajos de las paredes se entremezcla con muros de ladrillo a la vista y paredes encaladas de blanco ( ver foto parcial de la sala en el primer comentario).

Al frente de los fogones se encuentra un equipo joven dirigido por el chef barcelonés Francesc Beltri , que propone una cocina de autor, totalmente creativa, con influencias multiculturales que pasan por el Mediterráneo, Asia, América Latina ...  te da la impresión que estas delante de una cocina que se busca indefinidamente. Ellos la definen como ecléctica, viajera y de producto.  El Chef ha adquirido su experiencia culinaria con grandes cocineros como Marc Gascons (Els Tinars), Albert Adrià (Bodega 1900 ), y Paco Pérez. y también en diferentes países asiáticos. Está secundado por Nicolás de la Vega,  como segundo de cocina y por el pastelero Alejandro Santafé.

El servicio de sala fue bueno, dinámico y agradable. El servicio del vino se ciñó al descorche y primera cata. No se si hay sumiller, pero no lo vi. Tienen una bodega acristalada. No recuerdo la carta de vinos, pues encontré rápidamente uno que me convenía y no fui mas lejos.

No tienen carta, ofrecen , al mediodía un menú de 18 €, y por la noche dos menús degustación, que cambian en función del mercado y del humor del Chef. Uno de 5 platos salados y un postre a 42 € y otro de 7 platos salados y 2 postres mas un cocktail a 58 €.

Optamos por este último menú,

Cenamos lo siguiente :

Comenzamos con un Cocktail (ver foto en el primer comentario) a base de ginebra, y algo mas que no recuerdo. Cocktail de Marc Alvarez, Bartender del 41° y Barmanager de los restaurantes BCN 5.0 de los hermanos Adrià.  Muy buena entrada en materia

Seguimos con :

Ostra, batut de gingebre, api, cogombre, poma verda i llima Ostra, licuado de jengibre, apio, pepino, manzana verde y lima. Muy carnosa y de buen tamaño, explosión de sabores que no borraban el sabor marino. Muy buena

Tartar d'anguila fumada, llardons en bany d'or, sorbet de poma i sopa d'ostres i créixens Tartar de anguila ahumada, cortezas de cerdo bañadas de oro, sorbete de manzana y sopa de ostras y berros. Plato muy logrado, buena combinación de ingredientes que forman un mar y montaña insólito y la sopa, o mejor dicho la salsa, estaba para mojar mucho pan, que no hubo pero que gracias a la cuchara pudimos degustar a fondo.

Carxofes rostides, crema de formatge del Hierro i huitlacoche. Alcachofas asadas, crema de queso herreño, huitlacoche. Otro plato bien logrado y potente en sabor.

Calamar a la planxa amb mongetes de Santa Pau en velouté japonesa d'algues Calamar a la plancha con judías de Santa Pau en velouté japonesa de algas. Un excelente guiso.

"Mollete" amb lluç a la romana Mollete con merluza a la romana. Buen producto y bien cocinado, pero no me impactó, me pareció anodino al lado del resto de platos del menú.

Escuma de brandada, gelat de sofregit, streusel de tomàquet Espuma de brandada, helado de sofrito y streusel de tomate.  Delicioso.

Los postres, cuyas fotos podréis ver en el primer comentario, fueron los siguientes :

Cebiche: alvocat, lima, coriandre, poma ...  Ceviche : aguacate, lima, cilantro, manzana...  Muy bueno

Pera, curri madrás, lassi de maracujà, cervesa IPA. Pera, curry madrás, lassi de maracuyá . También muy bueno.

Me acabo de dar cuenta haciendo el comentario que olvidaron de servirnos un plato salado (6 en lugar de 7) No me apercibí durante la cena porque no tenia soporte para hacer el seguimiento del servicio,  puesto que el menú no estaba escrito.

Para beber tomamos una botella de agua y una botella de vino blanco Taleia 2017 DO Costers del Segre (Ver foto en el primer comentario). Castell d'Encus (Talarn). Cepajes Sauvignon blanc y Semillon. Cosecha manual. Viñas a mas de 1000 m de altitud. Fermentación en barricas de roble francés y crianza sobre lías de una parte del vino. La otra parte ha sido elaborada en pequeñas tinas de acero inoxidable de 25hl y en lagares de piedra del s.XII . Después se afina durante 9 meses en botella. Vino con mucha personalidad, muy elegante, con un final muy largo en boca. Según he leído este vino puede tener un excelente envejecimiento en botella (20 años).  Acompañó perfectamente todos los platos y nos gustó.

Finalizamos con unos buenos cafés.

La cuenta ascendió a 72,16 €/persona. Buena RCP. Buena cocina de autor, de producto y de temporada, muy creativa, viajera ( en una hora y media dimos casi la vuelta al mundo), sin complejos, honesta y muy bien elaborada .

Solo hubo un punto negativo, que fue que nos sirviesen un plato menos de los previstos en el menú escogido (Por este motivo es por lo que puntúo la RCP como buena en lugar de muy buena). No dudo que fue un descuido de su parte, pero en un restaurante que se precie esto no debería ocurrir... porque ello denota que hay algo que no funciona aun bien en la logística cocina-sala, que el rodaje aun no está totalmente a punto.  Aun así, lo recomiendo. Experiencia muy interesante. Seguramente volveremos en otra ocasión para ver la evolución de este jovencísimo restaurante, que promete...

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar