Restaurante Il Chianti Osteria Toscana en Roma

Restaurante Il Chianti Osteria Toscana

1
Datos de Il Chianti Osteria Toscana
Precio Medio:
25 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
8.5 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
Italia

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Italiana
Vino por copas:
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de Il Chianti Osteria Toscana

Último día en Roma, una pena, pero no queríamos irnos sin probar este ristorante que un buen amigo y compañero de muchas veladas gastronómicas en Barcelona me recomendó. Hace unos años estuvo y le gustó bastante con el añadido de tener un precio bastante asequible y más por estar a menos de 100 metros de la Fontana di Trevi.

Nos acomodan en el interior. De las cuatro veces que hemos ido a comer/cenar en la ciudad eterna es la primera que hablo más en italiano que en castellano pues los camareros no dominaban mucho o nada la lengua de Cervantes. Nos acomodan dentro en una mesa bastante tranquila. El local me pareció muy acogedor, ya que está formado por salas muy pequeñas y esto da una cierta intimidad. La decoración, bastante rústica y con abundancia de botellas en las paredes, para que quede claro que son un buen lugar para degustar vinos.

Pedimos dos copas. Para mi una de tinto (lo siento pero sólo recuerdo que no era un Chianti clásico sino un caldo (italiano por supuesto) en el que primaba la Cabernet Sauvignon). A mi novia le recomendé un Pinot Grigio (Da Vinci) que estaba muy bueno, fresco y con cuerpo. La Pinot Gris es una variedad que me encanta aunque en España no la encuentras en muchos sitios. En lo que respecta al rosso, no estaba mal pero no le encontré nada extraordinario. Buenas copas aunque iguales y temperatura adecuada para cada vino. El precio (6 eur) elevado pero en lo normal para lo que es Roma. Comentar que comparativamente las botellas eran más asequibles, no distando mucho de lo que te encuentras en un restaurante de cierto nivel en España. Al pedir agua nos trajeron una jarra de casi un litro (2 eur)

Esperábamos más de la comida... Pedí una Pizza Chianti que resultó ser blanca. Buen tamaño pero llegó no muy caliente y no me alucinó. Llevaba setas, tomatitos cherry por encima que no pegaban mucho, especias y algo de queso. Correcta pero quería algo que me "llegara" un poco más. El coste, 10 euros. Mi pareja pidió (así podíamos probar platos diferentes) Pappardelle al Ragù di Cinghiale (12 eur) que es una pasta de cinta alargada y ancha con un sofrito de jabalí. Para mi gusto, demasiado hecha... (¿la hicieron así al saber que éramos ibéricos?) y además nos pusieron queso rallado al lado que creo que no es muy habitual en Italia. El gusto no era malo, ni mucho menos, pero a años luz de un par de platos que tomamos en otros sitios. Las raciones, eso sí, eran adecuadas.

Los postres sí que estuvieron a la altura. Un tiramisú (6 eur) muy rico aunque quizá con demasiado café. Ración algo pequeña. Y un mil hojas con crema de mascarpone y fresas que aun estaba mejor (6 eur también). La parte dulce nos quitó un poco la decepción de la salada. Un café espresso (2 eur) para acabar.

En resumen, aunque la cocina no estuvo quizá a la altura esperada, es un buen sitio con servicio agradable y precio contenido en pleno centro de Roma con el aliciente de tener un buen servicio de vino. Me quedo con la idea que no probamos sus mejores platos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar