Restaurante Il Ragno d'Oro en Roma (Italia)

Restaurante Il Ragno d'Oro

1
Datos de Il Ragno d'Oro
Precio Medio:
24 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
Italia

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Italiana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 24,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: No se sabe

Teléfono


1 Opiniones de Il Ragno d'Oro

Después de una maravillosa (y cansada) mañana visitando los Museos Vaticanos y con bastante hambre nos dirigimos a este restaurante cuyas buenas críticas tras una búsqueda previa en internet hacían que fuera casi visita obligada y más teniendo en cuenta que no estaba lejos de nuestro alojamiento.

Llegamos casi a las 14h, hora algo tardía para Roma aunque no intempestiva. Mesas bien vestidas con mantel y servilletas de tela, aunque demasiado juntas. El local es estrecho, alargado y no excesivamente acogedor, aunque tampoco frío. Nos atiende un camarero que, al cabo de un rato de esforzarme por hablar italiano, resulta ser canario. No hay menú pero la carta tiene unos precios bastante asequibles. Pedimos agua y nos traen una botella de medio litro filtrada (2 eur). También nos apetece vino tinto de la casa (medio litro por 8 eur). Las copas están bastante bien y el caldo más que bueno para ser medio a granel. Luego nos comentó que era de la región de los Abruzos. Excelente relación calidad-precio para un restaurante de Roma.

Vamos ya con la manduca. Para empezar, una insalata de tomate y mozzarella rematada con albahaca y crema balsámica. La bandera italiana, vamos. Tomate y queso correctos pero nos esperábamos que estuviera mucho más rica, sobretodo por el precio (8 eur) y lo pequeña de la ración. Pedimos también focaccia (3 eur). Aquí mejoró la calidad y la cantidad. 

Con los segundos se dio un salto de calidad. Yo me pedí Gnocchi al Pomodoro (7 eur), plato que sólo ofrecen los jueves. Nuestro canario me recomendó tipo bolognesa y acepté. "Sólo" fueron 2 eur de más. La ración, más que abundante y muy ricos la verdad. La forma de los Gnocchi algo diferente a la que estamos acostumbrados. Mi novia sí que triunfó (también probé un poco, claro): Tonnarelli Cacio e Pepe, que vienen a ser unos Spaghetti algo más gruesos con sólo dos ingredientes: queso (cacio en algún dialecto italiano) y pimienta. Muy, muy ricos y por sólo 7 eur. La pasta, en su punto.

Teníamos dudas para el postre. Mi pareja, algo llena ya por lo abundante de la comida, pidió un Granita (granizado) di caffè con panna. Algo pequeño para el precio (5 eur), pues lo servieron en un vasito de vidrio de esos de cortado. Estaba bien hecho, eso sí, con la nata por encima aunque el sabor no era excepcional. Como segunda opción nos recomendaron helado de pistacho. Muy bueno y gran textura sin grumos. Estaba recubierto de nata por encima con cacao espolvoreado. Valía sus 7 eur sin duda, aunque la cantidad no era muy grande pero tampoco nos importó pues ya habíamos comido mucho. Como atención nos trajeron unos dulces con frutos secos encima (tipo comida árabe) que no estaban mal. Comentar que al repasar la cuenta no entendíamos que nos habían cobrado dos antipasti cuando sólo habíamos encargado la ensalada. El camarero nos dijo (aquí mejor que entendiera español) que el precio era la suma de la ensalada y la focaccia pero que nos habían cargado por error 2 eur de pan y lo solucionó al momento. Segunda "irregularidad" en 3 comidas en Roma pero se perdona por la buena atención.

En resumen, un lugar de cocina romana con una gran relación calidad-precio (nos pusimos hasta arriba por 25 eur escasos por cabeza) y más si se visita el Vaticano. Quizá no tenga un encanto especial su decoración pero la comida lo vale. 

 

 

  • Granizado de café con nata y helado de pistacho

  • Insalata y Focaccia

  • Gnocchi y Spaghetti Cacio e Pepe

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar