A de Rosa

Es un barcín. Sí, un bar-restaurante. Pequeño pero con su cosa para comer o cenar algo.

Es un barcín, sí, pero tienen una nevera con vinos por copas. Es un barcín que tiene un vino blanco propio que oye, pues está muy bien; y que siendo un barcín tienen coperío muy razonable.

Que les dices que quieres probar un par de cosas, pero que tampoco tienes un fondo largo y ellos, que son más majos que las pesetas, se adaptan. Y te dicen que está bien lo que dices, pero que media de chopos en su tinta y tapa de raya en caldeirada. Jolín con la media y requetejolín con la tapa. Si las pides enteras come ahí el Quinto de Húsares. ¡Pero que hay más cosas apetecibles ahí en la carta ché! Que uno para cenar llega desfondao, pero que ahí hay cosas que apetecen.

Pues gente bien maja y que puedes comer y cenar ahí más a gusto que ná. Que sales con ese par de platos, una copa de su vino blanco y una cerveza sin alcohol por apenas 22 EUR.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar