Restaurante Vivero Beach Club Restaurant en Sitges
  

Restaurante Vivero Beach Club Restaurant

1
Datos de Vivero Beach Club Restaurant
Precio Medio:
32 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 32,48 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos tarde/noche

Teléfono


1 Opiniones de Vivero Beach Club Restaurant

A mi novia y a mi nos apetecía tomar un arrocito junto al mar y Sitges es un buen sitio para hacerlo. El local tiene una situación privilegiada sobre un pequeño acantilado entre dos playas con terraza prácticamente encima del agua a unos pocos metros de altura. El piso de arriba, por donde se accede, dispone también de otra terraza más para tomar una copa con sofás en plan chillout.

Nos sitúan en una mesa redonda, más que suficiente para dos, justo al lado de la baranda con vistas inmejorables. Pedímos de momento dos copas de Verdejo DO Rueda (3.50 eur cada una, copas grandes aunque de cristal grueso y llenadas con generosidad). Amplia carta aunque no encontré botellas muy interesantes. Precios bastante contenidos. 

No quisimos ningún entrante para reservarnos nuestro apetito al arroz y a los postres. Escogimos Arròs del Senyoret (todo pelado: calamar, sepia, gambas, algo de carne y mejillones). Buena ración y muy gustoso de sabor, la verdad. Se notaba mucho la sepia, la carne... muy potente el gusto sin ser algo exagerado y en un buen punto de cocción: sólo por su arroz merece una visita. El plato se cotizaba a unos razonables 19.90 eur. Pedimos pan (sin tomate) y nos trajeron 3 panecillos distintos, muy ricos, y unos grisines. Sólo nos cobraron 0.95 eur por ello!

Para acabar, compartimos un flan con nata (4.50 eur) y un timbal de trufa con naranja. El flan, riquísimo. El timbal era de otro nivel. La trufa riquísima, potente, chocolate puro, quizá algo duro para cortarlo con cuchara. En el plato alargado se acompañaba con un gajo de naranja pelado y unos hilos de la corteza (muy escasa la parte frutal en este postre, eso sí). Lo adornaban con granos de chocolate negro y blanco. A destacar que habían más de 15 opciones en la carta

La bebida es lo que puede hacer subir la cuenta. Aunque el vino es bastante asequible, lo demás se dispara demasiado (la botella de agua de medio litro que pedimos: 3 eur, pero un refresco de 35 cl, 3.50 eur y un café pasaba de 2 eur).

El servicio: correcto sin alardes. Varios camareros diferentes nos atendieron pero la verdad es que no agobiabam nada. El "pero" principal es que son un poco lentos (desde que se llevaron los platos una vez enseñada la paella con el arroz hasta que nos lo "entregaron" pasaron unos diez minutos y el postre también se hizo esperar). 

Resumiendo, gran sitio de arroces (y me imagino que de pescados y entrantes también) junto al mar en un mediodía soleado de septiembre. Si además estás con tu pareja (o con buenos amigos o con todo a la vez), miel sobre hojuelas. Hay que visitarlo, la terraza es magnífica y el precio es asequible. Tal vez mejor evitar julio/agosto por el calor que puede hacer al mediodía, aunque hay sombrillas y toldos. 

  • Arròs del Senyoret

  • Verdejo junto al mar

  • Vistas

  • Timbal de trufa con naranja y flan con nata

  • Verdejo frente al mar

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar