Restaurante Sucursal aceitera

1
Datos de Sucursal aceitera
Precio Medio:
13 €
Valoración Media:
5.0 10
Servicio del vino:
- 10
Comida:
4.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 13,90 € (precio más bajo introducido por un usuario)



1 Opiniones de Sucursal aceitera

Con motivo de la reciente inauguración del remodelado mercat de Sant Antoni después de los nueve largos años que han durado los trabajos de restauración nos hemos acercado para ver el resultado de las obras y pasearnos por entre medio de las paradas, yo nací a muy pocos metros de este mercado y mi infancia y juventud transcurrió en este barrio.

A raiz de la reforma del mercado, en los años que han durado las obras, los aledaños de éste se han ido poblando de nuevos locales de restauración, yo diria que el barrio ha dado un giro dando paso a los "hipsters", fondos buitre han comprado edificios donde habita gente mayor pagando alquileres bajos y los empujan a salir de barrio debido a unos incrementos de alquiler totalmente desproporcionados.

Mi intención era comer en el gastrobar Sant Antoni Gloriós, así ha rebautizado Fran Manduley su chef y propietario al remodelar el antiguo Bohèmic, del que también era propietario, pero es lunes y es el dia que tiene de descanso semanal.

Habia leído en algun sitio la existencia de otro gastrobar, Sucursal Aceitera muy cerca del anterior, este gastrobar ocupa el local que en su día fue de una empresa de distribución de aceites, entonces solo se consumia aceite de oliva, el local ha mantenido y restaurado las antiguas almazaras donde se almacenaba el aceite y que son visibles a través de varias losas de cristal en el pavimento, así mismo ha mantenido alguna pared original revestida de azulejos blancos y repicado otras dejando la piedra natural a la vista, también quedan algunas vigas de madera originarias del antiguo negocio.

El local tiene dos pequeñas salas donde hay unas minúsculas mesas, en una de estas salas está la barra propiamente dicha con algunos taburetes y la otra tanbién con mesas diminutas tiene vista a la cocina totalmente abierta.

Al sentarnos en la mesa que nos indicaron nos trajeron directamente una hoja con el menú del dia, pedimos también que nos trajeron la carta, (una hoja tamaño Din A3 plastificada) tapas, molletes, quesos y embutidos, platillos sólo en el servicio de cenas.

Ni el menú ni las tapas nos convencian, pero ya que estábamos allí y sentados optamos por pedir el menú.

Primeros, Provolone con aguacate, no he logrado entender que hacian dos finos trocitos de este fruto en un provolone servido en una cazuelita de barro y Trinxat (col y patata) hervidos y pasados por la paella con una finísima loncha de bacon, insulso, le ha faltado pasarlo por la paella con el aceite de freir unos ajos.

Hemos seguido con hamburguesa de pollo acompañada de espárragos trigueros y bacalao fresco a la llauna y mejillones, todo el aceite y los ajos que le faltaban al trinxat lo tenía el bacalao además de un exceso de pimentón picante.

El menú incluye dos mini cañas de cerveza, hemos tenido que pedir otras dos, no recuerdo lo que nos han cobrado por ellas

No pedimos postre y nos los han cambiado por los cafés.

Mesas de madera con manteles individuales de papel, servilletas de papel simil tela. Tiempos de espera muy largos tanto a la hora de tomar nota como al servir el primer y el segundo plato. 

Baja calidad de la comida y de la cocina, servicio casi mecánico.

No creo que me vuelvan a ver nunca más.

 

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar