Restaurante Yakumanka by Gaston Acurio en Barcelona
  

Restaurante Yakumanka by Gaston Acurio

1
Datos de Yakumanka by Gaston Acurio
Precio Medio:
37 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Peruana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 37,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domigo noche

Teléfono


1 Opiniones de Yakumanka by Gaston Acurio

Como casi todos los años, durante las fechas navideñas, estuvimos unos días en Barcelona, y para nuestra primera cena, el 26 de diciembre, escogimos uno de los pocos restaurantes (de cierto nivel gastronómico) abiertos ese día, festivo en Cataluña.

Yakumanka, es un restaurante de cocina peruana del mar, el único, actualmente en España del archi-galardonado Chef  peruano, Gastón Acurio, junto con la Terraza del Hotel Mandarin Oriental, también en Barcelona, durante los meses de verano. Los otros restaurantes que había abierto en España, Astrid & Gastón en Madrid y Tanta en Barcelona, los abandonó por desacuerdos con sus socios y este es su nuevo gran proyecto personal. El restaurante está dirigido por Alonso Ferrato y Mari Carmen Morales y al frente de los fogones está el joven Chef  Cesar Bellido (mano derecha y antiguo chef de Gaston Acurio en el Astrid & Gaston de Lima).

El restaurante tiene un aire marinero y parece que recuerda una autentica chebicheria popular peruana (no he estado nunca en Peru), mezcla de madera y ladrillo pintado con colores suaves y frases escritas sobre los muros. Me llamó la atención : "Nuestros pescados son salvajes, como nuestros cocineros". Deben caber unas 70 u 80 personas, tiene dos barras, una de cócteles y otra de cebiches y tiraditos preparados al momento, una mesa alta y la sala del comedor propiamente dicha.

Las mesas son rústicas, de madera, están desnudas, bien separadas las unas de las otras y el ambiente es agradable y distendido con una buena música de fondo y una buen       iluminación. La cocina está a la vista, el servicio es amable y simpático y en su mayoría los camareros-as son latinos. El servicio del vino es correcto ( descorche, primer servicio y cata ) pero la carta de vinos es algo corta y las copas deberían mejorar, aunque tal vez nos equivocamos y en lugar de vino hubiera sido mejor tomar unos cócteles. El restaurante se llenó hasta los topes y muchos de los comensales parecían peruanos, lo que dice mucho a favor de la cocina del restaurante

No hay menú, todo es a la carta y ese día al ser festivo y no haber pesca, la carta que normalmente los días laborables es muy amplia, ese día, como los domingos, estaba súper reducida a las mínimas existencias. La carne solo hace acto de presencia en una carta eminentemente de pescados y mariscos, imagino, por si alguien tiene un pequeño capricho carnívoro.

Es una cocina de picoteo, de cebiches, tiraditos, planchas marineras, wok... que aconsejan degustar con raciones compartidas al centro de la mesa para probar mas platos.  Todos los pescados son frescos y salvajes  y, como los mariscos, provienen de aguas españolas.

Mientras decidíamos lo que íbamos a tomar nos trajeron para ir haciendo boca un pequeño bol de salsa de rocoto (especie de pimiento picante) y maíz  tostado. Rico y picantito

Tomamos pues, 3 comensales, para compartir en el centro de la mesa :

Tiradito Arriba Peru Pesca del día en leche de tigre de rocoto y vieiras, con verduritas y choclos blancos. Ese día el único pescado era la corvina, que me encanta, la leche de tigre la preparan al momento. Plato muy rico que no conocíamos y nos gusto a los tres.

Cebiche combinado con chicharron de calamar, leche de tigre, verduras, calabaza, choclos blancos, maíz tostado ... Sorprendente la combinación de pescado marinado con una fritura de calamares. Bueno

Arroz Chaufa Tapadito con marisco y verdura, cubierto de tortilla, de gambas y salsa nikei. Arroz peruano de la comida chifa, emplatado y presentado con una tortilla sobre el arroz que hay que romper(ver foto de la presentación del plato en el primer comentario).Delicioso, me lo hubiese comido yo solo.

Anticucho de pulpo 3 Palitos ,las típicas brochetas limeñas con papitas, choclos blancos y salsa, bien condimentada. Bueno.

De postre, solo tomó mi hija, un Tres leches de coco que nos dió a degustar y hay que decir que estaba riquísimo.

Encontré a faltar el pan. Para los amantes de este manjar, es muy triste tener unas salsas deliciosas y contentarse con una cuchara.

Para beber tomamos una botella grande de agua y una de vino blanco ecológico crianza <b> Cami de la Font 2015 Terra Alta </b> Celler .Vinyes del Tiet Pere (Alterovinum). Cepaje : 100% Macabeu de cepas viejas de mas de 60 años. Crianza de 7 meses en depósitos de acero inoxidable con sus lías. Un vino tranquilo, cremoso, bastante amplio que hubiera mejorado mucho de haberlo bebido en copas acordes. 

Finalizamos con tres buenos cafés.

La cuenta ascendió a 37 €/persona. Muy buena RCP. Buena cocina popular peruana, principalmente del mar, con muy buenas presentaciones y muy bien elaborada. Pienso que para los neófitos de este tipo de cocina no seria mala idea ofrecer un menú degustación. Nos han quedado ganas de volver para poder explorar la carta en su totalidad, pues hay muchos platos muy apetecibles. Recomendable, pero no en domingos ni festivos.

  • Tres leches de coco

  • Anticucho de pulpo

  • Arroz chaufa tapadito

  • Cebiche combinado

  • Tiradito Arriba Peru

  • Vista de la sala del restaurante desde nuestra mesa

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar