Restaurante Tirabuixó en Barcelona

Restaurante Tirabuixó

Datos de Tirabuixó
Precio Medio:
15 €
Valoración Media:
5.3 10
Servicio del vino:
4.0 10
Comida:
6.0 10
Entorno:
4.5 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Barcelona
Dirección: Rambla de Guipúscoa 39
Código postal: 08020
Tipo de cocina: Mexicana
Vino por copas:
Precio desde 11,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Mañanas

Teléfono


2 Opiniones de Tirabuixó

Noche de sábado en la semana de disturbios en Barcelona por la sentencia del procés. No me hacía nada de gracia ir al centro por motivos obvios y me apetecía volver a este mexicano sin pretensiones que además está en mi barrio. No sé si el personal se contagió por la situación caótica de la ciudad pero lo cierto es que hubieron fallos importantes en el servicio. 

La planta baja es muy pequeña y parece más bien un bar. Nos invitan a subir al comedor de arriba, bastante amplio y con mesas separadas. La escalera por la que se sube es demasiado inclinada. Ambiente tranquilo aunque brilla por su ausencia una decoración más temática. Un par de mesas más ocupadas por pequeños grupos que no armaron mucho ruido.

De bebida, dos cervezas negras modelo (2.70 eur cada una). Nos las traen sin copas y tenemos que pedirlas. Con una Coronita entiendo que se prescinda del recipiente pero con otras marcas no. También indicar que las únicas servilletas que teníamos eran las típicas de bar que se sacan de esos recipientes medio rotas. Para comer compartimos tres platos:

- Nachos (media ración, 6.50 eur). Los totopos no eran muy buenos. Ración abundante por el precio. Llevaban frijoles, tomate, jalapeños y queso fundido. En conjunto no estaba mal el plato.

- Tacos de bistec (3 por 9 euros). El plato que más me gustó. La carne estaba muy correcta. Como acompañamiento cilantro, cebolla y una salsa. Se rompían un poco pero fueron bastante dignos.

- Quesadillas de champiñones (3 por 7.50 eur). A mi novia le gustaron más que a mi. No estaban mal de gusto pero la textura en conjunto no estaba muy bien conseguida. Llevaban la misma salsa de los tacos y otra a base de tomate y pimiento cortados finos.

Comentar que tampoco nos trajeron ni cubiertos ni platos individuales con lo que tuvimos que usar las "servilletas" en algún momento como platillos.

Al pedir el postre nos dicen que hoy no han hecho... Cómo???? En un sábado noche???? 

Acabamos con dos margaritas: una normal y otra azul (6 eur cada una, lo más caro de la velada). Tardaron bastante pero estaban bastante ricas. Diría que son las primeras que probaba en mi vida y me gustaron bastante.

En resumen... cena en precario. Hay que decir que la atención fue muy amable pero hubo fallos imperdonables. El precio (unos 20 eur/pa) es asequible pero tampoco un regalo y se puede exigir más. Prefiero entender que no era su día y que normalmente el nivel está más alto. 

  • Nachos (media ración)

  • Quesadillas

  • Tacos de bistec

Sólo conocía este local de pasar muchas veces por delante, ya que está en mi barrio. Es bastante nuevo y lo poco que sabía es que sirven comida mexicana y que tiene pinta de locall nocturno. Una calurosa noche de julio tras un duro entreno de Crossfit y con más sed que Lawrence de Arabia me dispuse a probarlo acompañado de un amigo.

El sitio es bastante pequeño pero nos pudimos acomodar en una mesa, algo estrechos y en asientos no muy cómodos. Además hacía bastante calor (el aire acondicionado no llegaba y la puerta de entrada estaba siempre abierta) con lo que quizá no fue el mejor momento para probarlo (calor y deshidratación mía). Para empezar, media ración de nachos (6,5 eur), bastante abundante. Eran los típicos nachos con queso, frijoles, jalapeños, etc. Algo blandujos pero sabrosos. Me tomé una caña (creo que de Estrella Galicia: 1.30 eur) y mi colega un par de copas de vino tinto (2 eur) servidas en minúsculas copas (servicio de vino flojo aunque en este tipo de restaurantes es habitual: con una copa más grande de tamaño y cobrando 2,50 hubiera estado mucho mejor).

Para acabar (el calor nos quitó el hambre) unos tacos de bistec (3 en total, 7,50 eur). Buenos aunque la ración algo más escasa. Hay que hacer notar que, a pesar de no estar muy lleno, tardaron mucho en traer las cosas, quizá estuvimos cerca de dos horas. Como curiosidad, comentar también que una pinta de cerveza nos costó más del doble que la caña.

La verdad es que es una suerte tener un lugar donde comer cerca de casa a precios moderados y con una comida que no es la habitual de bocatas tapas y menú del día se agradece. Los precios muy económicos: 22 euros la cena para dos. Han de mejorar en la rapidez y (aunque es difícil) que el local sea algo más cómodo. Es un restaurante mexicano al 90%: complementa su comida con copas y cócteles.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar