Restaurante La Vespa Burger Bar

Datos de La Vespa Burger Bar
Precio Medio:
10 €
Valoración Media:
7.5 10
Servicio del vino:
- 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
10.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Barcelona
Dirección: C/ Torrent de l'Olla 99
Código postal: 08012
Tipo de cocina: Italiana, Internacional
Vino por copas:
Precio desde 10,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Nunca

Teléfono


1 Opiniones de La Vespa Burger Bar

Me habían hablado muy bien de esta hamburguesería, que compite en un tipo de comida que está muy extendido en Barcelona (además está en el barrio de Gràcia, donde hay locales como churros...). Por internet descubrí que tienen un menú de mediodía muy completo y a un precio que da risa por todo lo que incluye. Aprovechando que tenía tiempo me acerqué a eso de las dos y media de la tarde. Local bastante vacío, lo que me sorprendió un poco, aunque luego se animó la cosa.

El personal (como mínimo el amable camarero) es italiano y el nombre del local (La Vespa) hace referencia a que la decoración está basada en esta histórica marca de motos transalpina... bueno, vamos a la pitanza... hay dos menús: uno que incluye bebida, hamburguesa a elegir y patatas fritas y otro que también permite tomar postre y café. Me decidí, claro está, por el segundo.

Hay que comentar que en el menú se pueden escoger casi todas las hamburguesas disponibles (excepto las que superan los 10 euros a la carta; para hacernos una idea la más económica está en 7.10 y la más "exclusiva" en 13.90); me decanté por una Milano (hamburguesa de ternera de 200 gr, queso gorgonzola, cebolla caramelizada, tomate y rúcula) porque no llevaba demasiados ingredientes. El pan, blanco y con semillas, aguantó sorprendentemente bien una hamburguesa que no era pequeña. Sabrosa la carne al punto... el queso, la cebolla, el tomate y una mayonesa muy gustosa la hacían muy fácil de comer.

Para beber tomé una caña de Estrella. Copa generosa, de unos 30 cL. También se podía optar por agua, refresco o copa de vino. Las patatas que la acompañaban, caseras, eran muy ricas y le podías añadir ketchup o mostaza a voluntad. Ración correctísima.

De postre acepté la recomendación del camarero y me decidí por una tarta de limón recubierta por nata y sirope de chocolate: muy buena y mejor me supo al entrar también en el menú. Para acabar un café solo bastante aceptable (son italianos) servido en una buena copa.

Por todo pagué 10 euros!! (Entiendo que por la noche se acercaría al doble). Un lujo (aunque no muy sana) de opción para comer. El otro menú sale a 8.40, pero creo que vale la pena por 1.60 más el postre y el café.

El espacio es pequeño pero no diminuto y se ensancha al final. Un "must" para los amantes de la hamburguesa con un producto, que si bien no está en el top, sí que se puede considerar de nivel medio.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar