Restaurante Toque de Sal: Bueno... los hay peores


En la calle Ponzano donde salen locales como chinches ultimamente nos encontramos este pequeño y coqueto local. Con mesas estilo frances.. osea.. pegadas y para hacer amigos.
Sevicio cordial y amable. Dos para comer y solo otras dos mesas con publico. Anuncian que los fines de semana hay 2 turnos de cena ( vamos.. que a mi no me ven..).
La carta de comida bastante completa pero pocas cosas sorprendentes. Nos dice el maitre que nos recomienda el steak tartar algo con trufa ( que era aceite y asi lo constate) y no se que otra cosa.
Decidimos compartir:
*Parmentier con huevo. Pues resultó ser un parmentier con el temido aceite de trufa, unos boletus salteados que nombró como frescos (já) y un huevo frito.. si si frito. Nada de poché ni exquisiteces por el estilo. Plato cutre donde los haya
* steak tartar. Bien.. uno mas de los miles y miles del panorama actual
*Hamburguesa Toque de sal. Ya vino partida en dos mitades. Lo unico mas atipico es que llevaba aguacate. Otra mas de la interminable lista actual...

Para beber, la carta de vinos es corta y con alguna cosa interesante a precios razonables. Lo mejor de la comida fue el vino. Un Angelitos Negros de Toro a 17 €.
Sirven agua en jarra lo que es de agradecer.

En resumen, uno mas y uno menos.. no volveré seguro.
62 € dos personas

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar