Restaurante La Tata Pastel de yogurt y helado de mango

Restaurante La Tata

1
Datos de La Tata
Precio Medio:
35 €
Valoración Media:
4.8 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
3.0 10
Fotos:
 
Oferta: 50% en A la carta
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,13 € (precio más bajo introducido por un usuario)



Descripción
Cocina hecha con mimo y servicio atento y dedicado.

1 Opiniones de La Tata

Sábado noche y cenita con un amigo que reserva este local que (afortunadamente...) tiene un 50% de descuento a través de la web El Tenedor en carta. No había oído hablar nunca del sitio, pero el colega una vez fue a cenar y quedo contento, así que me fié de él.

El local no llama la atención ni en el espacio (bastante estrecho y con mesas muy cercanas) ni en su decoración (hay que subir escaleras para ir al comedor y bajarlas para ir al WC, al que se accede por unas puertas batientes tipo cocina y además está delante de las neveras de vinos, con lo que si has de esperar te asas...

El servicio, eso sí, es muy diligente, rozando el servilismo. Nos sitúan en una mesa de cuatro. Para empezar nos sirven a cada uno 2 olivas de kalamata colgadas de un bonsai como si estuviéramos en El Celler de Can Roca. Las olivas, eso sí muy buenas, pero tampoco hacía falta tanto montaje. Unas croquetas (muy buenas, eso sí) de setas completaron este pequeño aperitivo gentileza de la casa.

Al ojear la carta me doy cuenta al momento que los precios están MUY hinchados, a precio de restaurante monoestrellado... 5 croquetas a 18 eur, un entrecot a 29, ensaladas rozando los 20... Parece como si los hubieran doblado para luego aplicar el descuento del 50%. Para compatir pedimos un pastel de centollo al albariño con tostadas (19.50 eur en la carta) que me pareció bastante mediocre. El producto sin duda era bueno, pero la ración muy pequeña teniendo en cuenta el precio y el plato insípido a más no poder. 

En cuanto a vinos, los precios no son muy disparados, estando entre los 17 y 30 euros la mayoría de caldos, pero tampoco he encontrado referencias destacadas. Para acabar de completar el panorama había la foto de cada uno como si se tratara de un bar de chinos. Al menos te ponía una pequeña explicación de cada uno. Tomamos un Montsant tinto (17.50 eur) que no me acuerdo de qué bodega. Bastante correcto aunque nos lo sirvieron caliente y tuvimos que pedir una camisa. Las copas, nada del otro mundo: de cristal grueso aunque al menos no eran pequeñas. Comentar que en un momento dado las rellenaron lo que no sé si considerarlo un plus o un error, lo dejaré en el olvido.

Mi amigo de plato principal tomó tataki de atún (24.50 eur). La ración me pareció pequeña y estaba además servido con guacamole. Yo me pedí salmón noruego (mismo precio) que estaba buenísimo y perfecto de cocción acompañado de una salsa de soja muy rica aunque hubiese preferido otra. Ningún acompañamiento. Mi porción debía hacer unos 200 gr en bruto, no me puedo quejar, pero el precio lo encontré disparatado... entendiendo que les pueda costar 30 eur/kg; es decir 6 eur la pieza pero ponerlo en la carta a más de 18 me parece un delito. Menos mal del descuento... Pedimos pan y nos cobraron 2.50 eur, lo que no estaría mal sino fuera porque sirvieron media baguette blanduja. Por un agua FontVella de litro cobraron 4.50 eur (igual con medio hubiera bastado...)

Los postres hay que decir que tienen bastante nivel. Viene una camarera con una bandeja anunciando los de la casa (pastel de chocolate, de turrón, de yogurt, goxúa...) y luego te dejan una carta con más opciones. Los precios, para variar, por las nubes (no bajan de 8 eur y los "caseros" se cotizan a nada menos que 11.50 con lo que aplicando el 50% hace que sean baratos pero no una ganga. Yo probé el vasco Goxúa, bizcocho con un ligero toque de licor, nata montada con caramelo (o quizá miel) y canela. Muy lácteo y rico sin duda pero ración escasa por el precio. Mi compañero de fatigas probó un pastel de yogurt con fruta de la pasión acompañada por un sorbete. Técnicamente muy bueno la verdad, pero son precios de un Hisop.

No me quedó un buen sabor de boca, la verdad, aunque el nivel de algunas elaboración fue de sobresaliente, los detalles del mal pan, el flojo pastel de centollo y sobretodo el precio contribuyeron a ello. Ciertamente el el total a pagar con el descuento era correcto pero no barato. El sitio tiene un servicio de nivel: te cambian cubiertos, te recogen las migas, el aperitivo, los postres... pero teniendo en cuenta que el local no acompaña y los precios mi opinión es que sin el descuento estaría bastante vacío, un restaurante con altas pretensiones pero con errores graves. 

  • Pastel de yogurt y helado de mango

  • Góxua

  • Salmón de noruega

  • Pastel de centollo con tostadas

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar