Restaurante Los chicos en Villaverde de Íscar

Restaurante Los chicos

1
Datos de Los chicos
Precio Medio:
38 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Castellana, Asador
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 38,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Miércoles

Teléfono


1 Opiniones de Los chicos

Atraído por las buenas críticas y referencias recibidas del lugar nos encaminamos hacia Villaverde de Íscar, una pequeña localidad a caballo entre las provincias de Valladolid y Segovia, a la que pertenece.

Situado en una esquina de la plaza del pueblo, con una pequeña terraza a la entrada que en otro tiempo menos caluroso habría invitado a disfrutar del aperitivo o del café, se accede a la sala después de pasar por el bar, origen primigenio del negocio allá por el 1969, y ampliado a restaurante en el 2003, según nos informan en un folleto que nos facilitan.

Nos recibe el propio Rubén García, jefe de cocina y sumiller, y nos conduce a través de la amplia estancia, decorada al gusto castellano, hasta una de las mesas, correctamente vestida, con buena separación con respecto a las circundantes y sillas rústicas pero cómodas. Vajilla elegante y el único pero para las copas de vino, de un vidrio grueso y un tamaño moderado.

Inmediatamente nos entregan la carta y nos informan de que aunque el cordero es por encargo han asado un cuarto en previsión de que alguien lo pueda querer. No estaba en nuestros planes inicialmente, y en la carta, bastante amplia, existen múltiples propuestas apetecibles, pero ya que nos lo ponían tan fácil no pudimos resistirnos. Completamos el menú con unos boletus a la plancha con gambas, buenos para no ser silvestres, y una ensalada mixta para acompañar al cordero. Mientras salían los boletus nos obsequiaron con un platito de unos buenos torreznos con un ligero adobo.

Llegado el momento nos presentaron el cuarto de cordero y nos ofrecieron trincharlo, a lo que accedimos agradecidos. Buen punto de la carne y piel todavía crujiente. Me llamó la atención el sabor, en el que destacaba un punto cítrico que me descolocaba con respecto al tradicional asado segoviano. Preguntado al respecto, Rubén nos aclaró que debido al sabor un poco fuerte del agua de la zona le añadía unas rodajas de limón al que incorporaba a la fuente del asado, lo cual además en su opinión aligeraba un punto la grasa del mismo. Comparto su opinión a este respecto, pero para mi gusto el toque cítrico era excesivo, sobre todo porque se trataba de un cordero pequeño que no tiene un sabor tan intenso como para contrarrestar la potencia del limón. En cualquier caso el género era bueno y estaba bien cocinado.

En cuanto al postre, nos ofrecieron varios caseros, pero al final me decidí por un helado de nata y piñones que según nos informaron provenía de una heladería de Medina del Campo. Excelentes y abundantes piñones tostados, como no podía ser menos en esta zona, y un toque de chocolate blanco en la base. Completamos la pitanza con un buen café con hielo.

En cuanto al vino, señalar en primer lugar que aunque disponen de carta de vinos nos informó de que estaba muy desfasada, lo cual se apreciaba claramente por las añadas, y que había bastantes que no tenía ya. Los precios de los que sí tienen mantienen su vigencia, y están dentro de los límites de lo razonable. Pedimos un Vizcarra Senda del Oro, que en la carta figuraba como un 2006 y afortunadamente resultó ser un 2014. Antes de servirlo nos indicó que lo traía de su bodega, por lo que podía estar un pelín pasado de temperatura, como así fue, lo cual se corrigió rápidamente con una funda enfriadora que nos facilitó. Vino correcto, como siempre, por un precio de 13€. Se completó el capítulo alcohólico con un chupito de un orujo casero que hacían en el restaurante y que aromatizaban con frutos del bosque. Buen colofón a la comida.

Resumiré mi opinión diciendo que, salvo el detalle del limón en el cordero, que puede gustar más o menos, la comida fue satisfactoria. El trato fue en todo momento agradable y atento, por lo que me parece un lugar recomendable al que seguramente volveré en algún momento.

  • Cordero asado

  • Boletus a la plancha con gambas

  • Comedor

  • Entrada

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar