Restaurante Ambigú: Alcalá


Buenas sensaciones. Nuestras sensaciones nos predisponen. Esa mañana eran buenas y en la comida se prolongaron. Amabilidad desde el inicio. Comida en la terraza, catando , comiendo y viendo pasar gente. Ni las copas sucias, ni cierto desorden , ni el aperitivo de la casa, olvidado y presentado después, pudieron generar sensaciones negativas. Disfrutamos de una comida con marcadas influencias asiáticas, a veces excesivas , pero gustosas y estimulantes. Atún rojo glaseado, Gyozas de ibérico, tacos y un magnífico y suculento steak tartar con anguila ( la anguila nadando por su cuenta, pero tan rica...) nos hicieron disfrutar. Final coulant aceptable. Merece la pena en Alcalá, si no buscas lo habitual.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar