Sopranis Bar

Bar situado junto al restaurante del mismo nombre.

Bien, pero con un pelín de platocuadradismo. Con un pie en cada orilla. Un pie en la orilla de lo local y tradicional y el otro pie en el siguiente paso, pero sin llegar a darlo.

Iba de recogida, de modo que me limité a unas papas aliñás y un morrillo de atún en pesto de tomate seco. Para beber, una cerveza, que visto el panorama de tintos no me apetecía rascar mucho.

Las papas aliñás tienen el mismo problema que la tortilla de patatas o las croquetas. En cada casa se hacen de un modo distinto y en todas las casas se hace bien ;-) Estas no terminaban de ser de mi gusto. Falta de aliño, especialmente vinagre y una barbaridad de aceite. Estaban sumergidas en él.

El morrillo estaba más hecho de lo que me habría gustado y sin embargo, pues estaba bien rico con ese aderezo del pesto de tomate seco. Estaba mucho mejor de lo que por el aspecto y cocción esperaba.
Me pareció un lugar razonable en el que repostar, pero tampoco motivo para desviarse del camino.

Repostaje rápido y a pasear.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar