Restaurante Hoja Santa en Barcelona
  

Restaurante Hoja Santa

2
Datos de Hoja Santa
Precio Medio:
120 €
Valoración Media:
8.3 10
Servicio del vino:
7.8 10
Comida:
9.3 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor, Mexicana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 120,40 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingo y lunes

Teléfono

Restaurante Hoja Santa Pipian papanteco con cangrejo real Hoja Santa Guacamole  con erizo Hoja Santa en Barcelona Jicara de barbacoa de cordero Restaurante en Barcelona Piel de pollo Caesar y Tostada de gambas y caldito, de camarón, Restaurante Hoja Santa Gazpacho de aguacate Hoja Santa Aceitunas de cantina y Pan de maiz con caviar de chia y café

2 Opiniones de Hoja Santa

Paco Méndez ofrece en Hoja Santa , una cocina sutil , delicada, picante y mexicana, lo cual y es obvio , no resulta sencillo. Paco reinterpreta platos tradicionales según su saber y su estilo y obtiene un buen resultado final, una propuesta abierta, diferente y personal. Pequeños platillos diversos, coloristas, ricos y estimulantes . Se utilizan frutas, verduras, algo de pescado, carnes ,marisco, pichón, buen producto, cocinado con intensidad y fuerza pero sin perder de vista cierta sutileza y finura ( sentido cromático también). Carta de vinos algo corta, pero con posibilidades , nada económicas, de encontrar una buena adaptación a una cocina difícil. Me encantó el servicio. Joven , fresco y realmente pendiente del comensal, con sentido del humor, adaptado al cliente ,no al servicio del protocolo, al revés , flexible y dinámico. Una buena y peculiar respuesta, que espero, se vaya desarrollando y adquiriendo consistencia , hasta alcanzar la excelencia

Por fin iba a degustar la cocina mexicana, el sábado por la noche a las 20h30 habíamos reservado mesa en Hoja Santa, el restaurante de los hermanos Iglesias y Albert Adrià, situado en el barrio de Sant Antoni junto al Paralelo de Barcelona, en pleno Barri, como lo llama Albert Adrià, donde a pocos metros de distancia se encuentran además La Bodega 1900, Tickets, Espai Kru, Rias de Galicia, Packta, 41°, Niño Viejo y el futuro Enigma.

El Hoja Santa comparte la entrada y los lavabos con el Niño Viejo, una taqueria-cantina muy informal.
Albert Adriá define el restaurante como de alta cocina de barrio. De barrio no lo se, pero de alta cocina si, seguro. Al frente de los fogones está el chef mexicano Paco Mendez, que oficia tanto en Hoja Santa como en Niño Viejo. El Jefe de Sala es Adrián Lujan, el Sumiller chef Cristina Losada que se ocupa de todos los restaurantes del grupo. En nuestro caso fuimos atendidos por el Sumiller ejecutivo, cuyo nombre desconozco. En la barra Marc Álvarez dirige la coctelería. Desde el pasado mes noviembre Hoja Santa ostenta una estrella michelin. Por lo que he leído, pues poco conozco de cocina mexicana, este restaurante juntamente con el Punto MX de Madrid, serian los dos mejores de España.

Cuando entramos en el restaurante, dejamos a la izquierda la cantina Niño Viejo y nos adentramos en una amplia sala, muy espaciosa, luminosa, casi minimalista, mobiliario estilo cantina mexicana, y ornamentada con variopintos detalles que nos recuerdan donde estamos, como grandes calaveras en cerámica sobre los muros y delante de la magnifica cocina a la vista, en la que se afanan una quincena de cocineros. Me hizo mucha gracia ver en la barra de la cocina un Bibendum con una máscara de catch mexicano.

Nos situaron en una mesa redonda, grande, desnuda, de azulejos oscuros, en segunda línea, frente a la cocina. Las mesas están muy bien separadas las unas de las otras. La vajilla y los cubiertos acordes con la categoría del restaurante, la cristalería Riedel. El servicio de sala es muy bueno, cercano, te hacen sentir enseguida a gusto y te explican el contenido e incluso a veces la historia de cada plato, algo muy importante para neófitos como nosotros. El ritmo está milimetrado. Hay mucha profesionalidad . El servicio del vino es también muy bueno, consejo para elegir, presentación de la botella, descorche, cata y durante la cena la copa siempre llena. No recuerdo con exactitud la carta de vinos, porque me deje aconsejar por el sumiller, pero me pareció bastante completa.

Al desconocer este tipo de cocina optamos por el menú degustación, reservado por adelantado, compuesto de tres aperitivos, quince platillos salados, un pre-postre, dos postres y petits-fours. Es como un viaje gastronómico a través de México

No voy a relatar el contenido exacto de cada plato, porqué actualmente soy incapaz de hacerlo, hubiera tenido que apuntar todos los ingredientes, la mayoría desconocidos para nosotros, a medida que nos iban sirviendo los platos y hubiera sido un poco complicado el hacerlo. Nos dijimos que lo mejor era disfrutar en cada momento de todos los sabores y olores que nos ofrecía el menú sin tener necesidad de preocuparnos del contenido exacto de cada plato.

Es muy importante visionar las fotos para hacerse una idea del menú, no voy a publicar las de los aperitivos porque salieron movidas, en el comentario principal aparecerán 6 fotos con 8 platos y en el primer post incluiré el resto.

Empieza el festival :

Aperitivos :

Hoja Santa, chips de banana con especias y encurtidos

Platos salados :

Aceitunas de cantina

Pan de maiz con caviar de chia y café

Gazpacho de aguacate

Piel de pollo Caesar

Tostada de gambas y caldito, de camarón

Jicara de barbacoa de cordero

Guacamole con erizo

Pipian papanteco con cangrejo real

Guisantes lágrima de Llavaneras con lengua y recado blanco ( Ver foto en el 1er post )

Puerro con calçots ( Ver 2 fotos en el 1er post)

Cebolla X-ni-Pek ( Ver foto en el 1er post )

Infladita de cochinita pibil ( Ver foto en el 1er post )

Taco de foie-gras con pato y mole Manchamanteles ( Ver foto en el 1er post )

Raya a la Veracruzana ( Ver foto en el 1er post )

Chichilo negro con lomo bajo de ternera ( Ver foto en el 1er post )

Todos los platillos estuvieron a una gran altura, a excepción del pan de maiz... que no nos pareció nada del otro jueves, todo el resto fue una verdadera maravilla de texturas, aromas y sabores con un toque de exotismo y de picante muy bien calibrado.

Pre-postre :

Paleta de hierbas ( Ver foto en el 1er post )

Postres :

Margarita con nube de coco ( Ver foto en el 1er post )

Cero Maya con café, quesillo y canela ( Ver foto en el 1er post )

El pre-postre perfecto para digerir y los postres muy pero que muy buenos. Se intuía la mano de Albert Adrià.

Le solicité al sumiller un vino que pudiese acompañar todo el menú degustacion y me aconsejó un vino blanco alemán, Hohen Sulzen 2013 DO Rheinhessen Bodegas BattenfeldSpanier, Cepages Riesling. Fue una buena elección. También tomamos una botella de agua Veri de 500 ml.

Finalizamos con dos buenos cafés y unos buenísimos petits fours ( Ver foto en el 1er post )

Me quede con las ganas de tomar un buen coctel mexicano, pero la verdad es que hubiera sido puro vicio, porque estábamos a tope.

La cuenta ascendió a 120,40 €/persona. Buena RCP. Una verdadera inmersión en la cocina de México. Un must de refinamiento. Muy buena dirección para los amantes de la cocina exótica. El restaurante se llenó e incluso hicieron dos servicios en dos mesas.
Volveremos, para cenar a la carta y también para ir a tomarnos unas buenas tapas de ostras jalapeñas y unas buenas enchiladas al Niño Viejo. Muy recomendable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar