Restaurante Restaurante perro chico en Bilbao

Restaurante perro chico

Datos de Restaurante perro chico
Precio Medio:
25 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Vizcaya/Bizkaia
Localidad: Bilbao
Dirección: Arechaga Kalea, 2
Código postal: 48003
Tipo de cocina: Internacional
Vino por copas:
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de Restaurante perro chico

Local de toda la vida, pero que recientemente a cambiado de manos, como casi toda la zona de alrededor , lo regenta gente joven con las ideas muy claras , se ha montado una zona cerca del barrio chino de Bilbao con propuestas muy interesantes y sin complicaciones , tenemos cerca Dando la brasa , Peso neto y algún local mas de comer , todos ellos tienen en común el estar regentados por gente joven y la clientela también es joven y moderna , sin grandes vajillas , ni bonitas mantelerías , la gente va a lo practico , comida rica sin grandes sobremesas y a tomar cacharos por los locales de la zona .

En el caso del Pero Chico, el local esta decorado con gusto, bajos en azulejos azules Bilbao y blanco y el resto de la pared, en ladrillo caravista, haciendo a obra no acabada, muy de moda en ciertas decoraciones.

Mesas para dos personas, que se van juntado según los grupos, vajilla sencilla , vasos de ikea y mantelería de papel , si no recuerdo mal , la gente joven quiere pasar un buen rato y no son tan pijoteros , que si riedel , que si leches , además que los menús y los precios son asequibles y accesibles y por si fuera poco sabrosos , no podemos pretender que la vajilla suba los precios.

Cogimos un menú de grupos, también en eso se nota lo trasgresor, éramos solo Ana y yo y no nos pusieron ninguna pega, no como en la mayoría de sitios que te ponen un minino, casi siempre de cuatro personas para arriba.

Empezamos por un txupito de crema de calabaza y coco, de sabor mas a naranja que a coco, sabroso y con unos trozos de foie pasado por plancha con lima y los picatostes fritos en el jugo de esa elaboración, así que estaba contundente y sabroso y con unos brotes para darle un punto fresco.

Ensalada de remolacha, pimiento verde y cítricos con queso feta, muy refrescante y también con un sabor muy rico.

Arroz mar y montaña, para mi el mas sencillo de los entrantes, arroz elaborado en jugo de setas y acompañado de chipirón y mejillón francés y seta sitake.

Estos tres platos fueron para compartir, ahora cada uno eligió un principal.

Ana se pidió el pescado del día, merluza con mayonesa de cítricos y verduritas, le gusto mucho, buen punto de cocción, para nada pasado.

Yo me pedí curry con pollo y leche de coco, tenías también la opción de pedir tofu en vez de pollo.

Grandes trozos de pechuga de buena calidad, que visualmente quedaban muy bien rodeados de la coliflor, el brécol , pimiento verde , zanahoria y vainas , todo ellos embebido en una salsa de curry y leche de coco , que me gusto mucho .

De postre cada uno pedimos uno diferente, la piña colada , postre currado visualmente y con rico sabor , gelatina de piña encima de una base de piña colada dulce , helado , almíbar , cítrico y galleta de mantequilla y para Ana brownie de chocolate con buttercream de naranja , jugoso y de muy buen sabor , nada que ver con los secos amasijos que suelen poner en los menús de grupo .

Tan a gusto estuvimos que me pedí un gin toni de Jinzu, ginebra que tiene aporte de sake y botánicos orientales, muy fresca.

Y para beber un verdejo de Segovia que conozco y me gusta bastante Erre de herrero 2014, a 11€.

La carta de corta , pero concisa , dos ricos verdejos , este y el caraballas , un ribeiro que tenia muy buena pinta , un chardonay y un txakoli y precios entre 11 y 14 € , me fije en los blancos solo , para mi teniendo estas referencia me vale , entiendo que un amante del vino con recorrido , se le quede en nada .

El precio del menú, 17€, iva incluido, pan y agua, agua te dan una jarra, me imagino que del grifo, no lo se, pero el agua aquí se bebe bien.

Conclusión, tengo que visitar mas esta zona, como en el kimtxu, me encuentro muy cómodo en locales regentados por gente joven , con ganas y que hacen una comida sencilla , internacional y de sabor y sobre todo la sensación de que no me atracan a la salida .

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar