Viva tapas... mejores.

La curiosidad por este sitio nos llevó a pasar toda la tarde en El Carmen y respirar de su ambiente.
Algo de ruido nos había llegado respecto a las tapas de este restaurante y comprobamos que "nueces" tiene, pero algo huecas.


Presenta la carta en bloques encuadrando los productos. Tapas muchas de ellas innovadoras con el consiguiente riesgo, con sus aciertos y desaciertos. Alguna que otra combinación innecesaria, abuso de salsas, omnipresentes y de color artificioso, parecían pinturas de La Pajarita.

El pan lo hacen ellos y lo presentan en una bolsa de papel. Un surtido de calidad variada más que suficiente en cantidad para toda la cena.


No cenamos mal, pero sí se nos quedó la sensación de ni frío ni calor.


Respecto al local en sí, te recibe con un aroma a humo embriagador. Más fino que en los habituales donde se manejan brasas. Se divide en dos salas. La primera es la de la larga barra con las mesas y taburetes altos, que guarda un estilo más actual, y la del fondo, que se asemeja a una casa austera de pueblo. Las sillas aquí son matadoras. Nos cambiamos a los bancos de madera empezada la cena y nos vino justo pero mejoramos.


El servicio que ofrecen es bueno, atentos y amables. Recomiendan, comentan los platos... La cristalería es de Schott con un diseño ideal para el disfrute del vino... Bien es cierto que éste lo sirvieron alto de temperatura, un Guímaro godello 2015, pero nada que no pudiera corregirse con más hielo y sal en la cubitera. Cuentan con buena carta, con precios pienso que sensatos y con una bodega subterránea.


Pedimos finalmente una tapa de cada grupo de su temática carta. Osea que por nuestra parte no quedó.


- Aperitivo cortesía:


Buñuelos de bacalao. Un buñuelo para cada uno de correcto resultado, con alioli de pistacho y coronado con el crujiente de la piel del bacalao.


- De la mejor materia prima:


Clóchina con brut nature e ibérico crujiente. Nos gustó la clóchina con el cava gelificado y vimos totalmente prescindible mezclar con las tiras de jamón crujiente en tempura.


- De la huerta:


Setas silvestres de temporada a la sartén con huevo y pesto rojo. Cero, para olvidar. Tuvimos que ir escurriendo el caldíbiri que se formó por el agua de las setas y la yema de huevo poché. Elegimos éste por asegurar y mira.


- De la tierra:


Bravas con berberechos. Buen montaje, bonito semáforo. Corte a lo Arola, crujientes, hechas por dentro y con tres aliolis; pistacho, azafrán y chile. El berberecho no desdecía.


- Del mar:


Pulpo asado con carbón de berenjenas, tomate cremoso y alioli de garrofó. La tapa que más nos gusto, porque el pulpo estaba tierno e impregnado del toque de brasa y el poquito de salsa barbacoa lo realzaba. Lo que se ve arriba es una patata violeta deshidratada.


- Del prado:


Lechal jugoso al estilo moruno asado en brasas y hierbabuena. Nos dijeron que se sometía el cordero a dieciséis horas, y no lo discuto, pero qué poco se notaba porque, estando bueno de sabor, le faltaba la segunda palabra del título precisamente, jugosidad. Si al montar pusieran un poco de jugo de la cocción esa lenta...Estaba bien especiado, los chips de chirivía le iban y lo que sobraban más que nunca aquí eran esas salsas coloristas de derecha e izquierda.


Postre no hubo, preferimos añadir éste último plato.


Se les, nos, olvidó bajar a la bodega de la cual presumen.

  1. #1

    Jansolo

    Vaya "despago", no me lo esperaba a la vista de algunas opiniones anteriores. Precisamente este pasado viernes noche estuve a punto de ir, pero a ultima hora nos decantamos por JV.
    Saludos.

  2. #2

    Otilio Haro

    Ese despago que dices fue más que nada porque gastamos un cartucho que nos hubiese venido bien para otro sitio. Las salidas no son las que quisiéramos y se trata de acertar.
    No obstante, las cosas se deben comprobar por uno mismo, y mira el par de comentarios entusiastas que me preceden.

    Ya contarás qué tal por Julio Verne. Le tengo ganas.

    Un saludo.

  3. #3

    Jansolo

    en respuesta a Otilio Haro
    Ver mensaje de Otilio Haro

    Hoy en dia, casi todos andamos con los cartuchos contados y cuando fallas, sabe especialmente mal. Yo tenia en el punto de mira el Viva tapas y el vecino Karak, pero cambiamos de idea a ultima hora simplemente por vagueria de aparcar facil en otra zona. Por suerte el JV estuvo muy bien, aunque tengo todavia un par de cronicas en el aire.
    Animo que a la proxima hace diana fijo.
    Saludos.

  4. #4

    Otilio Haro

    en respuesta a Jansolo
    Ver mensaje de Jansolo

    La siguiente a ésta también fue al palo. A ver si me animo y la subo, que me cuesta Diós y ayuda hoy en día.

    Un saludo

  5. #5

    JoseRuiz

    No siempre se acierta...

  6. #6

    JaviValencia

    Le tengo ganas a este lugar, especialmente por la selección de vinos tan interesantes que dicen tienen...

  7. #7

    Otilio Haro

    en respuesta a JaviValencia
    Ver mensaje de JaviValencia

    Que no se te pase entonces a ti bajar a la bodega.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar