Restaurante La Bien Aparecida: Cada vez mejor.


De nuevo aquí, en ese lugar que por su calidad ya se ha convertido en uno de nuestros fijos, en uno de nuestros lugares de confianza en la capital.

En el capítulo bebercio,hemos repetido un Tomas Postigo fermentado en barrica 2014, DT Castilla y Leon, uva verdejo, vino potente, con cuerpo, con presencia en boca persistente. Muy agradable.

En el capitulo comercio, la ingesta ha consistido en:

- Huevo duro relleno de tomate y bonito, bañado con mahonesa. Clásico comienzo, a modo de aperitivo, con un sabor que me transporta a la infancia. No me canso de este aperitivo. Si en lugar de una unidad, sirvieran una bandeja, aseguro que no quedaría ninguna pieza.

- Mix de croquetas, steak tartar y bombones de mejillón. Tres propuestas, una ya conocida, la estupenda croqueta, y dos nuevas, una versión mas que agradable de un steak tartar y un sorprendente bombón de mejillón, con gran intensidad de sabor.

- Caviar con caldo de cardo. Agradable, buen contraste de sabores.

- Alcachofas en flor, sobre rabo de toro y parmentier de patata. Es tiempo de alcachofa, y se nota por la frescura y el sabor. Sorprende esta propuesta, la combinación con una parmentier de patata y un potente rabo de toro, hace un conjunto muy agradable en boca, donde nada sobra, donde ningún sabor excluye a los demás. Buena combinación.

- Pencas a la importancia. Un plato que siempre pedimos y que sigue estando igual de bueno que la primera vez que lo probamos. La conclusión es fácil, seguirá estando en nuestras comandas.

- Su version de la purrusalda. Vendría a ser una suerte de purrusalda deconstruida, pero que mantiene, en boca, el sabor y las texturas de la receta original. Original, diferente, muy agradable.

- Estofado de vaca a la bourguignon. Un gustazo de plato. Nos ha encantado. Sabor y sabor.

- Tarta Tatin templada con helado de vainilla. Me gusta esta tarta, lo confieso, y cuando encuentro una versión que en lugar de trocitos presenta hermosos trozos de manzana, me tiene ganado, y si encima está bien hecha, con su punto de equilibrio entre la dulzura del conjunto y la acidez de la manzana, pues puedo incluso intentar aplaudir con las orejas. Pues eso, que me han dolido las orejas.

Cafes con hielo, petit fours y chupitos, gentileza de la casa, han supuesto el cierre a esta nueva visita, que en este caso y ademas del disfrute culinario, ha supuesto el conocer, saludar y felicitar al chef de la casa, un pedazo de cocinero como la copa de un pino.

  1. #1

    Abreunvinito

    Buen local con precios de Madrid.
    Saludos

  2. #2

    Jose Luis Gracia

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Si a ambas cosas. Merece la pena y mucho.

    Saludos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar