Restaurante El Casino en Benilloba
  

Restaurante El Casino

1
Datos de El Casino
Precio Medio:
12 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 12,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de El Casino

En una mini plaza de Benilloba está este bar-restaurante con esa arquitectura tan auténtica de pueblo con una única sala cuadrada y espaciosa presidida por una barra de parte a parte. Mezcla de austeridad, rusticidad, tipismo...

Cuenta con una carta con menos platos tradicionales de lo que yo esperaba y muy enfocada a lo que por estos lares parece una religión, que es la "picaeta" o las picaditas. Y así cenamos, imitando a la parroquia y muy del gusto nuestro también.

Raciones muy generosas y de bajo precio. Vamos, que comimos más de la cuenta. Tendríamos que hablar de una nueva RCP, la de Relación Cantidad Precio

- Tomate con capellán a la brasa.
- Ensaladilla rusa.
- Surtido de croquetas (bacalao, espinacas, jamón)
- Chipirones andaluza.
- Pulpo a la plancha.
- Brocheta de secreto (2 unidades)
- Piruleta de solomillo (2 unidades)
- Crepe de chocolate. (1 unidad)

Algún plato muy bien, como fue la pata de pulpo a la plancha, no espera esa pataza y menos tan rica y tierna. Otros bien, como el caso de la ensaladilla rusa con esa "peculiar" presentación del que quiere jugar. El mismo tomate, con capellán a la brasa, con las rodajas ¡por fin! de un sabroso tomate maduro en su punto. Y los demás correctillos: Chipirones rebozados a los que a muchos no les quitaron la barqueta. Croquetas, las de bacalao caseras y el resto congeladas según nos reconoció el honesto camarero. La brocheta de secreto mejor que esa piruleta de solomillo más de orza que fresco y que luego la plancha no le hizo ningún bien. Y en cuanto al postre, dicen el par de golosos que el crepe de chocolate estaba bueno.

Sobre el vino, decir que tienen carta, para nada extensa, pero sí más que suficiente combinando marcas comerciales con algunos vinos de la zona. Nos bastó con un exquisito Terreta Rosé 2014 ideal para todo este "pifostio" que se montó en la mesa. Además, solicité unas copas mejores que sustituyeran a las de gin-tonic que figuraban en la mesa y las tenían.

Las demás bebidas fueron un par de Coca-Colas para los chavales y un agua grande que siempre es necesaria.

Finalmente un cortado para mi.

Nos atendió muy bien el camarero, amable y con la parsimonia habitual del que vive lejos de la capital.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar