Restaurante Suso

Datos de Suso
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
6.0 10
SERVICIO DEL VINO:
5.0 10
COMIDA:
7.0 10
ENTORNO:
4.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: A Coruña
Localidad: A Coruña
Dirección: C/ Ángel Rebollo 50
Código postal: 15002
Tipo de cocina: Marisquería
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 40,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de Suso
OPINIONES
1

Recién aterrizado de Barcelona a tierras gallegas, qué mejor que empezar a disfrutar de su gastronomía con una mariscada con amigos. Ya pasadas las 3 de la tarde con mesa reservada nos disponemos a disfrutar de este tipo de comida a la que no estoy muy acostumbrado.

El local dispone de un comedor en la planta baja y otro en la superior. Nuestra mesa, redonda, está arriba. De vino tomé media botella de un Albariño (7 eur) servido en copas aceptables. Tenían unas cuantas referencias de las DO Rias Baixas y Ribeiro aunque se notaban a faltar botellas de calidad, el lugar está más enfocadado a la comida.

Vamos con lo bueno:
- Almejas (13 eur cada ración) en salsa de tomate. Muy sabrosas aunque se hubiera apreciado más el sabor con una preparación mas sencilla.
- Navajas (13 eur), de buen tamaño, a la plancha con ajo. Exquisitas.
- 3 Nécoras (4,95 la unidad). Estaban buenas aunque debimos probar quizá el centollo (no era época para tomar los gallegos y no nos decidimos por los importados pecando quizá de detallistas. Al ser un crustáceo algo pequeño fue difícil de comer, sobretododo por mi poca habilidad con la herramienta.
- Percebes (1/4 de kilo, a 55 eur/kg). Precio muy asequible aunque hay que decir que eran de los pequeños. Era la primera vez que los probaba, al igual que las nécoras. Me gustaron, aunque no fue algo digno de mención. El sabor me recordó vagamente al mejillón.
- Vieiras (9 eur la unidad). Al igual que las almejas, la salsa hace que domine el sabor de esta última. Buenas, pero a precio elevado como es habitual con este molusco tan simbólico.

Buen servicio de pan (4 eur en total), un producto que Galicia lo mima con cariño. Fue uno de los mejores recuerdos de la comida.

De postre me decidí por una tarta de Santiago aunque uno de mis compañeros me regañó diciendo que no era el local para pedirla (no casera). Mucho mejor quizá la tarta de queso.

Un buen ágape para empezar unas minivacaciones aunque no una comida memorable. El precio fue muy contenido, ya que en Catalunya hubiéramos pasado de 50 euros por algo similar.

El local no es cómodo: mesas muy apretadas y servicio algo lento aunque con profesionalidad. El lavabo de caballeros parecía sacado de la película "El Expreso de medianoche"

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar