Restaurante La cepa montillana en Montilla
  

Restaurante La cepa montillana

4
Datos de La cepa montillana
Precio Medio:
22 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
6.5 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional, Andaluza
Vino por copas:
Precio desde 10,60 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de La cepa montillana

Almuerzo familiar acompañados de unos amigos de BCN de visita por la zona.

Nos acomodaron en el comedor interior, donde no había excesivo público. Nos permitieron llevar el vino sin cargo. Copas mejorables.

Almuerzo a base de platos para compartir:

- Pulpo gratinado (13,-€) - Muy bueno.
- Ensalada tropical (7,50€) - Fresca y agradable.
- Croquetas de boletus (8,-€) - Buena textura e intenso sabor a boletus.
- Ventresca de atún (3,50€)) - En tataki. Excelente.
- Magret de pato (5,-€) - No lo probé. Gustó bastante.
- Medallones de ternera al PX (12,50€) - Tampoco lo probé. Gustó mucho.
- Chuletón de lomo bajo de buey (70,-€/Kg.) - 1.650 gramos de carne deliciosa y en su punto, presentada parcialmente cortada. La estrella de la comida, ni siquiera necesitamos que nos caletaran el plato de nuevo.

De postre:
- Tarta de queso con frambuesas (4,-€) - Comentaron que estaba muy buena.
- Tocino de cielo (4,-€) - Contundente.
- Tarta de chocolate (3,50€) - Muy buena.

Raciones bastante generosas. Presentaciones caseras.

Para beber, 4 botellas grandes de agua (2,20€/ud.), una infusión (1,10€) y un par de cafés (1,20€).

Necesitamos varias horas de sobremesa en la terraza para digerir el festín.

Sigue siendo uno de mis preferidos en Montilla.

Almuerzo familiar en el comedor. Aire acondicionado justito. Mesas de tamaño correcto algo juntas. Servicio afable y de trato familiar. Sin manteles. Menaje correcto. La carta de vinos no da para mucho en tintos. Precios por debajo de x2. Copas de batalla. Servicio consistente en apertura, prueba y primer llenado.

Empezamos con unos entrantes para compartir:

- Salmorejo (7,-€) - Muy bueno.
- Ensalada agridulce (6,50€) - Refrescante y ligera.

Salvo mi esposa, todos pedimos carne:

- Chuletón de 750 gr. de cebón (35,40€) - Para compartir entre dos. Unos dos meses de maduración. A la brasa, poco hecho, con guarnición de patatas fritas caseras y champiñones con ajo y perejil. Excelente.
- Costillar de lechazo al horno (18,-€) - De buen tamaño. Buen punto de cocción. Con la misma guarnición que el cebón. Delicioso.
- Bacalao a la brasa (12,-€) - Mi mujer estaba algo desganada... Muy bueno.

También compartimos los postres:

- Tarta de chocolate (4,-€) - Muy buena.
- Melón (2,50€) - Maduro y jugoso.

Para beber, dos botellas de agua (2,20€/ud.) y una botella de Muñana 3 cepas 2009 (16,-€) con cubitera.

De las mejores carnes que he probado en Andalucía.

El precio corresponde a lo que tomé yo.

Y de nuevo en la terraza, después de esperar unos diez minutos porque, a pesar de ser bastante grande, estaba llena. Servicio algo desbordado.

Cena familiar ligera a base de platos para compartir:

- Ensalada tropical (7,50€) - Original para un local montillano. Muy buena.
- Patatas gratinadas (6,50€) - Por cambiar de las típicas bravas. Muy ricas.
- Pulpo de la casa (12,-€) - Braseado. Delicioso.
- Pollo cajún (5,-€) - Aunque de cajún no tenía nada, bueno. Muy especiado y algo reseco.
- Montadito de ternera con queso (4,-€) - Bueno.

Para beber, 3 refrescos (1,40€/ud.), una botella grande de agua (2,20€) y una copa de fino en rama de Gracia Hnos. (1,-€).

Me alegra ver que funciona bien después de más de un año de su apertura, y espero que siga igual durante mucho tiempo.

Abierto a principios de año. Local situado a pocos metros de las Bodegas Pérez Barquero. Comedor amplio con una pequeña terraza que se amplía con otra mucho más grande en un solar anejo. Mesas de tamaño correcto más bien juntas. Sin manteles. Servilletas de papel. Buena vajilla. Cristalería correcta. Servicio amable y de trato familiar, aunque un tanto lentos. Carta a base de platos tradicionales y buenas carnes rojas. No vi la carta de vinos.

Lo visitamos en dos ocasiones, aunque en la primera fuimos invitados. Fue una cena frugal con familiares y amigos. Tan solo tomé una pluma de ibérico muy buena, aunque la guarnición de patatas fritas bastante churruscadas y champiñones de bote no estuvieron a la altura.

En nuestra segunda visita, ya sin compañía, tomamos unos muy buenos espárragos trigueros (8,-€) para compartir, una ración más que generosa de unos sabrosos y tiernos calamares a la plancha (9,-€) y un buen flamenquín (8,-€) tamaño XL con las mismas patatas fritas de la visita anterior, pero con mejor punto de fritura. A duras penas me acabé el flamenquín, pero mi mujer fue incapaz de acabarse los calamares.

Para beber, una copa de fino en rama de Pérez Barquero (1,-€) y una botella de agua grande (1,90€).

Quedan para una ulterior visita las carnes maduradas de vacuno, una buena excusa para repetir :-)

Fácil aparcamiento por la zona. Por el momento no cierran ningún día. El precio corresponde a lo que tomé yo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar