Restaurante Eclectic

1
Datos de Eclectic
Precio Medio:
75 €
Valoración Media:
8.5 10
Servicio del vino:
8.5 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
10.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas:
Precio desde 75,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos

Teléfono


1 Opiniones de Eclectic

Buscando una alternativa en agosto por la ciudad condal, encontramos, por pura casualidad, unos comentarios sobre este restaurante, relativamente recien llegado. Nos pareció que tenía una propuesta interesante a un precio razonable y, con muchas esperanzas, hicimos la reserva. El local es bastante sobrio, no muy grande, pero muy comodo y agradablemente tranquilo (no tiene música de fondo). La cristalería es Schott-Zwiesel, combinando bien con un menaje elegante y moderno. Fuimos en todo momento atendidos de forma amable y profesional por un camarero-somelier-jefe de sala que atendió todas nuestras preguntas con gran paciencia.
Tiene una carta de vinos no excesivamente larga, pero interesante con algunas propuestas poco usuales a precios bastante razonables. El cava que escogimos (lamento no recordar cual) nos fue servido a la temperatura adequada (es decir, no congelado). Como pequeño aperitivo nos sirvieron un par de aceites, Solroig (D.O. Les Garrigues) y Cortijo de suerte Alta (D.O. Baena) con el correspondiente pan, que ayudaron a hacer agradable la espera del primer plato.
Este fue un cremoso de mango y jengibre con caballa semicurada y perlas de yuzu y salsa de soja, lleno de matices y contrastes. En la misma linea de sabor, el dado de bacalao confitado en equixada tartar, caviar y virutas de agua de tomate, tapenade y espuma de pimiento rojo. Y solo habiamos empezado.
Palabras mayores para definir a la ventresca de atún con cremoso de leche de coco y aceite de curry. El atún, perfectamente cocinado (los puntos de cocción fueron invariablemente perfectos en toda la comida), mezclado con una crema sumamente untuosa nos provocaron una oleada de placer de esas que dan ganas de llorar. Para recordarlo mucho tiempo.
Esplendido el ceviche con suaves toques de fruta de la pasión y falso caviar de chiplote, cilantro y cebolla roja. Mucho menos ácido de lo habitual. Lo único que debería ser servido con cuchara y no con tenedor, ya que se perdía buena parte del líquido. Bueno la vieira y langostino a la plancha, con emulsión de verduras escalivadas y paté de escalivados (aunque mejor las verduras que el marisco).
Muy interesante el mero con salsa ponzu, hoisin y ensalada china, con un tratamiento del pescado bastante infrecuente.
En las carnes, el dado de foie con cinco especias chinas y pak choi, dejaba una agradable sensación grasa en la boca, que ayudó a preparar el magret de pato con toques de cacao, acompañado de kumquats, gelee de clementinas y macaron de cacao i foie. El ave perfecta de punto, contrastando con todos los elementos del plato perfectamente.
Como prepostre, una nube helada de fruta de la pasión cuya acidez limpió la boca perfectamente de cara a la Inxaursalsa (crema y turrón de nuez) con crema de gorgonzola y apio (interesante, pero no del todo conseguido) y, un increible mousse de piña, chocolate con curry, acompañado de gelatina de hibisco y mermelada de rosa. Con los cafés, unos alfajores de mate con leche y de límon con cilantro, menta y tónica, terminaron de redondear una magnífica comida.
Quedamos francamente contentos con la experiencia, que esperamos repetir. Por decir algo, diría que alguno de los platos contiene quizás demasiados elementos, lo que podría llegar a restarle coherencia (ya he mencionado el primer postre, pero tambien ocurría con, el por otra parte excelente, mero). Supongo que el hacer una cocina arriesgada puede tener esa consecuencia. Por otro lado, alguno de los platos llego quizás demasiado tibio a la mesa. En lineas generales, sin embargo, aconsejaría a cualquiera a que se dejara caer por alli, especialmente si están buscando una cocina interesante, con personalidad y a precios dificilmente batibles.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar