Restaurante La Marimanuela

Datos de La Marimanuela
Precio Medio:
17 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Requena
Dirección: C/Marquillo, 4
Código postal: 46340
Tipo de cocina: De mercado, Valenciana, Castellana
Vino por copas:
Precio desde 17,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de La Marimanuela

Decidimos cenar el sábado en La Marimanuela atraídos, como cada vez ocurre más a menudo, por las buenas críticas que este restaurante tiene en algunas páginas de crítica gastronómica.
Está situado en un antiguo mesón típico en una estrecha calle del centro de Requena (hay que ir sabiendo donde está o es difícil dar con él por casualidad). El local ha sido modernizado y en su planta baja (el piso superior sigue con la estructura y decoración del restaurante antiguo) resulta acogedor, con mesas de diferentes tipos y una decoración en la que se mezclan con acierto elementos modernos y recuerdos clásicos y tradicionales con cocina vista.
La carta, aunque tiene platos de carne (entrecot, solomillo, orza, confit de pato) y pescado (emperador, bacalao, merluza) se basa en las tapas que de forma original están agrupadas en bloques por precios desde dos a ocho euros, con alguna que otra referencia de platos típicos de la zona.
El trato y el servicio más que correctos. Amables, profesionales y rápidos (con absoluta comprensión y diligencia cuando pedimos si podían cambiarnos unas croquetas algunas de las cuales aún tenían el centro algo congelado).
Aunque no tomamos vino, echamos un vistazo a la carta y, aunque limitada, bastante correcta sobre todo en cuanto a referencias de la denominación de origen local. También observamos el servicio del vino en otras mesas y parecía bastante correcto.
Decidimos cenar de tapas para compartir (también cuentan con distintos tipos de menú según figuraba en la carta) y pedimos dos tostas de sardina marinada (de sabor no muy intenso pero acertadas), dos hamburguesitas de sepia y ajoaceite (hamburguesas de tamaño mediano, sencillas pero sabrosas), croquetas variadas (cuatro croquetas caseras sin nada especial, además de lo comentado anteriormente por lo que nos las cambiaron sin problemas) y las bravas Torrescal (de sabor potente y muy buenas).Como postre una porción de tarta tres chocolates (ración generosa pero demasiada textura de mousse y poca diferencia de intensidad y sabor entre las tres capas de chocolate). Para beber nos decantamos por una jarra de cerveza.
La sensación final fue buena tanto por el local, como por el trato, el precio y la propuesta de tapas novedosas en una zona de bastante clasicismo gastronómico. Sin embargo, nos fuimos con la sensación de que quizás le falte un punto más de atrevimiento y riesgo para lo esperado. Volveremos y probaremos otras de las tapas de la carta.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar