Restaurante El Mos en La Seu D´Urgell
  

Restaurante El Mos

1
Datos de El Mos
Precio Medio:
21 €
Valoración Media:
2.5 10
Servicio del vino:
1.0 10
Comida:
4.0 10
Entorno:
1.0 10
Calidad-precio:
3.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Catalana, Japonesa
Vino por copas: No
Precio desde 21,28 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos

Teléfono


1 Opiniones de El Mos

Despista un poco que su página web se llame Mosicopa (http://mosicopa.wix.com/mosicopa). De hecho, cuando llegamos a la entrada a base de GPS, leímos "El Mos" y vimos una sala vacía con restos de pastelería, dudamos y tuvimos que preguntar. Resultó que el restaurante está al fondo del local, en lo que nos dio la impresión haber sido una terraza ahora cubierta.

Decoración... digamos que ecléctica entre rústica y nórdica (por no mencionar marcas). Iluminación justita. Salón amplio, con buena separación entre mesas. Manteles individuales de papel, menaje sencillo. Servicio amable, aunque lento. Carta mezcla de japonés con platos tradicionales y hamburguesas con nombres relacionados con la ginebra (aunque ha cambiado un poco, http://mosicopa.wix.com/mosicopa#!menu/c5hf), salvo Mikan, que yo relaciono con un individuo que me recuerda al sobrino que quisiera tener Mario Vaquerizo (http://mikan.es/). La carta de vinos, decepcionante. Después de ver el percal, optamos por la cerveza.

Cena ligera en familia:

- Patatas bravas (4,80€) - Muy, pero que muy oscuras. Al partirlas comprobamos que no estaban quemadas. Con piel y dos salsas: una de tomate ligeramente picante y la otra, mahonesa. Raras, raras...

- Croquetas de jamón ibérico (4,90€) - Al final fueron de setas. Con lo que tardaron en traerlas, optamos por no decir nada. 3 unidades de tamaño normal y buen sabor.

- Uramaki crujiente de pollo (7,-€) - En un par de piezas el crujiente estaba chicloso, y no me gusta la piel de pollo chiclosa.

- Oshisushi de salmón y aguacate (6,80€) - Mal elaborados. Demasiado planos, parecían canapés sobredimensionados. Imposible cogerlos con los palillos. Además, el aguacate no estaba maduro. Insípido.

- Maki de salmón (5,30€) - No sabía que el alga nori puede ser chiclosa...

- Hamburguesa Mikan (7,80€) - Mi hijo no podía dejar pasar la ocasión. Según la carta, lleva ternera bruneta del Pirineo, teriyaki, cebolla caramelizada y mahonesa. También llevaba algo verde. La mitad de una hamburguesa estándar.

De postre:

- Tarta Sacher (3,90€) - Reseca. Me la dejé y se la comió mi hijo.

- Tarta de queso - La eligió mi mujer. Comentó que estaba algo mejor que la Sacher.

Para beber, un agua de 1/2 l. (1,80€) y unas cervezas San Miguel fresca (2,-€) y Alhambra Reserva 1925 (2,20€).

Entre la comida mediocre y la mesa de al lado, donde tres individuos no paraban de parlotear a voz en cuello, especialmente una mujer con voz atiplada, y comportarse como si fueran los dueños del local (que igual lo eran), salí bastante deprimido. No resiste la menor comparación con locales barceloneses de fusión de cocina japonesa y catalana (Topik, La Cuina de l'Uribou).

A menos que me entre mono de comida japonesa estando en La Seu d'Urgell, no pienso volver.

El precio corresponde a lo que tomé yo.

  • En primer término, la tarta Sacher. Detrás, la tarta de queso.

  • Hamburguesa Mikan

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar