Restaurante La Mar Salá

1
Datos de La Mar Salá
Precio Medio:
50 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas:
Precio desde 50,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de La Mar Salá

En una recoleta calle de Toledo, en la parte baja , se encuentra este pequeño pero acogedor restaurante. Llegamos un poco antes de lo previsto, circunstancia que aprovechamos para subir a la parte alta de la ciudad por medio de unas escaleras mecánicas que te conectan y evitan darte la paliza en días de calor como era el caso. Después de un siempre grato paseo por la plaza del Zocodover y de volver a bajar por las comentadas escaleras, nos dirigimos al establecimiento donde tomamos una cerveza en la pequeña barra. El comedor está separado por un biombo dando lugar a una pequeña sala con siete mesas. Todo dispuesto de una manera acogedora y con un trato familiar pero muy correcto.

Nos sentamos cuatro personas y nos dejamos aconsejar un poco por el dueño y responsable de sala. La carta se halla enfocada básicamente a productos de mar de buena calidad y preparaciones que respetan la materia prima fundamentalmente. La comanda en principio fue orientada a compartir todo con el fin de poder probar más cosas, puesto que todas ellas eran muy sugerentes y apetecibles. Mientras nos tomaban nota, nos trajeron una vasito de salmorejo muy bien trabajado y condimentado.

La comanda quedó como sigue:

Croquetas de gamba roja: Magníficas. Con un sabor al crustáceo muy limpio. Además de estar muy bien hechas. Marcado sabor , muy potentes. Irreprochables.

Coquinas: Si bien es difícil encontrar este molusco por estas latitudes , más difícil es comerlas sin un grano de arena. Muy bien hechas en la típica preparación de ajito y perejil. Creo que en otras parte se les llama tellinas. Ración muy generosa.

Verduras escalivadas , ligeramente escabechadas con ventresca de atún: Muy buen punto de cocción de las verduras con una textura “al dente” y ese recuerdo de asado. Coronadas por unos buenos trozos de ventresca de atún (fresco, no en conserva).Muy equilibrado y redondo.

Pulpo a la gallega: El pulpo de toda la vida, impecable. Nos aseguraron que era de Galicia( ya casi ninguno de los que sirven, lo es). La patata, entre bien y superior. Aceite inmejorable y buenísimo pimentón.

Anchoas: Soberbias anchoas alabadas incluso por quien no le gustaban. Servidas con un poco de tomate rallado y unos trocitos de pan del tamaño de las mismas, tostado.

Para terminar la parte “salá”, decidimos hacerlo con un par de tartares de atún con helado de wasabi para compartir. Nada que decir. Buena materia prima, muy bien aliñado y con el contrapunto del helado que le aportaba chispa.

Al hora de beber, nos quedamos en blancos con madera que pudieran abarcar esta amalgama de sabores.

Naia 2009 Fermentado en Barrica: Complejo, graso, nos proporcionó buenas sensaciones. En un momento ideal de consumo(9.0) Nunca lo hubiera esperado de este vino.

Belondrade 2013: Muy joven todavía. Le falta recorrido y sobre todo habiéndolo tomado después del anterior (8.7)

Pago de Vallegarcía Viogner 2012: Se manejó muy bien con los tartares. (8.8)

Para terminar, nos prepararon un surtido de postres

Torrija con helado de tomillo, Crepes con dos chocolates, Tarta de queso manchego. Sin desmerecer ninguno, en la línea de todo lo anterior.

Unos cafés cerraron la comida. En resumen, un sitio muy recomendable con una propuesta diferente dentro de lo que es el panorama gastronómico de Toledo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar